miércoles, 22 mayo 2019
23:50
, última actualización

Una lección de amor

La hermandad de Pino Montano ha sido la encargada de inaugurar la primera de las jornadas de vísperas

18 mar 2016 / 19:50 h - Actualizado: 18 mar 2016 / 21:27 h.
  • Pino Montano recorre las calles de su barrio arropado por su gente. / José Luis Montero
    Pino Montano recorre las calles de su barrio arropado por su gente. / José Luis Montero

Pino Montano habló en junio y hoy lo ha vuelto a hacer. El día de su hermandad es el viernes de dolores. No hay lugar a dudas. Y es que, la propuesta que la Junta de Gobierno realizó la pasada primavera para que la cofradía saliera el sábado de pasión fue rechazada por los hermanos. Los motivos se han escenificado claramente hoy en las calles del barrio.

La Parroquia de San Isidro Labrador, sede de la corporación, ha estado abarrotada durante toda la mañana. Día grande en un barrio que ha vibrado de emoción cuando a las seis menos veinte de la tarde, cinco minutos antes de lo previsto, se ha escuchado el cerrojazo que indicaba que la Cruz de Guía se ponía en la calle.

Ofrenda de oraciones para recibir a la devoción de todo el barrio. Sobre un monte de flores silvestres y rosas rojas, Jesús de Nazaret se ha abierto paso entre el gentío que, desde primeras horas de la tarde se acumuló a las puertas del templo. La marcha real ha indicado que la espera había terminado. Lágrimas y mucho fervor en torno al primero de los pasos de una cofradía formada por un cortejo de más de 450 nazarenos, muchos de ellos niños.

El alcalde de Sevilla, Juan Espadas, junto con el delegado de Seguridad, Movilidad y Fiestas Mayores, Juan Carlos Cabrera, y la delegada del Distrito Norte, Myriam Díaz, han presenciado la salida de una hermandad humilde que marca la rutina diaria del barrio en el que reside.

Rosas y orquídeas blancas han exornado el paso de la Virgen del Amor, que lucía sus varales recién restaurados, uno de los estrenos de la hermandad, junto con el dorado de la corona de la imagen mariana del Amor.

Petalada en la salida de la Virgen que ha saludado a su barrio con los acordes de Amor y Esperanza, una nueva marcha compuesta por Alejandro Blanco y que está dedicada al hermanamiento de la hermandad de Pino Montano y la Macarena. Una marcha con letra que ha sido entonada por los fieles y devotos allí presentes.


Todos los vídeos de Semana Santa 2016