lunes, 22 julio 2019
22:42
, última actualización
Los medios y los días

Aceitunas negras

20 feb 2019 / 08:17 h - Actualizado: 20 feb 2019 / 08:19 h.
  • Aceitunas negras

Me informa Radio Sevilla de que la aceituna sevillana ha perdido el 60 por ciento de sus exportaciones por los aranceles de Estadios Unidos. Un portavoz de los empresarios del sector dice que están esperando las ayudas de la Unión Europea para compensar. Supongo que además de anunciarnos esta espera el portavoz añadirá que ellos están buscando nuevos mercados, algo que probablemente no le dio tiempo a dar a conocer el informativo local de la Ser porque en diez minutos debe atender las noticias que se desprenden de una población de casi dos millones de habitantes (Sevilla y provincia), más las cuñas publicitarias, más el minuto o menos que hay que dedicar a Sevilla y Betis.

No sé, es que ahora con esto del emprendimiento los primeros que deben emprender para dar ejemplo son los que ya han emprendido colocando a la aceituna negra sevillana en un marco competitivo a nivel mundial. Por eso, como el mundo es muy grande, que le vayan dando a Estados Unidos –ya volverá al redil-, el imperio ya no lo es y se está viendo con Venezuela, ya no puede dar golpes de Estado como antes en América Latina, a base de apoyar a militares y políticos títeres que provocaban miles o millones de víctimas entre muertos, heridos, torturados y desaparecidos. Ahora convoca al consejo de seguridad de la ONU para que lo deje invadir Venezuela y le dicen que no aunque ya sabemos que, al igual que hacen Rusia, China o Israel, EEUU procederá como le parezca, si bien no le va a ser fácil vencer a un país que jamás ha ganado una guerra importante él solo.

Lo que también quiero decir con esto de las aceitunas negras es que el mercado y el liberalismo tendrán que estar con sus principios a las duras y a las maduras, o sea, que cuando las cosas van bien no quieren que el Estado se meta en nada y solicita que le bajen los impuestos para así poder crear más riqueza. No, el Estado Leviatán que se quede quieto, dejar hacer, dejar pasar. Pero cuando llegan las duras que el Estado apoquine pasta y que tire de la alcancía porque hay mucho en juego y llega el paro.

Bueno, pues ahora quiero ver cómo esos empresarios se baten el cobre por esos mundos de Dios buscando dónde colocar su producto. Seguramente lo están haciendo pero no están vendiendo de forma efectiva ese gran esfuerzo ante la opinión pública y otra vez los empresarios andaluces y sevillanos están dando la impresión de que sin tetas públicas no hay paraíso. A ver si invertir bien en crear medios de comunicación públicos competentes –no como Canal Sur- va a ser un gasto y no ayudarles a ellos cuando los vientos del mercado que ellos apoyan soplan en contra va a significar un crimen de lesa humanidad.

En septiembre de 2018 la Junta anunció que invertía un millón de euros en esta crisis para abrir nuevos mercados, entre otros fines. No sé si esa cantidad –a mi juicio ridícula- se ha empleado ya pero ahí está el detalle de una administración que actúa de apagafuegos del juego perverso que representa el mercado, con seres humanos pugnando contra hermanos de especie en nombre de eso que llaman progreso, sí, progreso hacia el psiquiatra, las prisas y la separación de familias y parejas. Y con tantas prisas no es raro que se te atragante una aceituna negra, por ejemplo.


  • 1