lunes, 19 agosto 2019
21:24
, última actualización

‘Aplausos para el atardecer’, hacia una ecología de la ternura y la fascinación

Hoy está bien asentada la idea de la mejora de la salud psíquica y física por la fascinación que produce la Naturaleza. Un atardecer, un sol poniente... es una demostración palpable

14 abr 2018 / 22:00 h - Actualizado: 14 abr 2018 / 22:00 h.

TAGS:

El pasado domingo 8 de abril, publicaba El Correo de Andalucía, una excelente entrevista de Juan Luis Pavón, en el apartado especial Son y Están dedicado a personas que construyen el mundo que deseamos, a Juan Andivia Gómez. Juan es un onubense que vive en Sevilla, Doctor en Filología, escritor y docente, también investigador, con varios premios periodísticos y de poesía, profesor de instituto y de la Fundación San Pablo CEU, con 44 de años de generosa implicación diaria, y, sustancialmente, poeta, excelente y reconocido poeta, aunque sea capaz de hacernos soñar y entender lo importante y lo esencial en un artículo periodístico. Juan ha publicado un nuevo libro, que lleva por título Aplausos para el atardecer (Alhulia Crisálida Narrativa, 2018).

De acuerdo con Miguel García-Posada, la autobiografía de Vladimir Nabokov titulada Habla memoria (Biblioteca Vladimir Nabokov Anagrama Colección Compactos, 2018), es «Una obra maestra. Una de las mayores autobiografías del siglo, por la riqueza con que el escritor sabe presentar el mundo evocado, por su hondura poética». Creemos tiene razón, al leer y volver a leer esta esencial obra se encuentran nuevos matices de hondo sentido. Dice Nabokov en el primer renglón de su libro: «La cuna se balanceaba sobre un abismo, y el sentido común nos dice que nuestra existencia no es más que una breve rendija de luz entre dos eternidades de tinieblas». El libro de Juan Andivia Gómez nos ha invitado a leer de nuevo Habla memoria, ambos libros son relevantes para recordarnos cosas. Entre Aplausos para el atardecer y el primer libro de poesía de Juan Andivia Gómez, Barajando silencios (1982), escrito en un momento crítico de su vida que supo vivir con esperanza, han pasado muchos años y han surgido de su creatividad numerosos libros y artículos periodísticos.

El libro recién publicado muestra una recopilación de sus artículos de prensa, publicados en diferentes periódicos y otras fuentes de divulgación periodística como Diario de Andalucía, El Correo de Andalucía, El Faro, HuelvaYa.es, Voces, entre 1999 y 2017. Leer este libro me ha evocado la profundidad, la ternura y la poesía en la descripción de vivencias y paisajes del libro que citábamos al inicio de esta tribuna, Habla memoria. No todo en el libro de Juan Andivia es autobiográfico, pero hay mucho de su vida en el libro, y lo reconocemos los que hemos vivido la vida con él, en mayor o menor distancia por el quehacer diario, en los últimos 50 años. El libro ha sido presentado, el día 12 de abril, en La Revuelta Club de Debate «Melchor de Jovellanos», un espacio cultural para el encuentro de las ideas y su debate sereno. La presentación del libro fue excepcional y original en un marco cultural de alto nivel, con un público numeroso, culto y sensible, que supo apreciar la calidad del acto y el valor del libro. La dirección escénica de la cavidad teatral de la presentación, con connotaciones de teatro experimental, corrió a cargo de la escritora, presentadora, y también directora de teatro, Pilar Salazar.

La presentación del libro se llevó a cabo con lectura de algunos artículos del mismo por parte de diferentes personas, con lo cual se convirtió en un encuentro entre autor, actores y público digno del más puro teatro experimental de vanguardia. Destacable fue la lectura-interpretación de la actriz Manuela Luna que puso de manifiesto su nivel y profundidad dramática con una lectura que nos impresionó a todos los presentes por su intensidad y su presencia estética, llenando con su voz y su gesto el espacio, trayendo el texto de Juan Andivia a todos a través de su palabra interpretada. Carmen Calderón, con una dicción perfecta en dos idiomas, elevó el nivel de la presentación con una voz muy profunda que inspiraba a la absorción de los textos, llenado la cavidad cultural con su deambular entre el público. También contribuyeron al acto con lectura de capítulos del libro Raül Rey y Paco Torrado, mediante un sensible contrapunto al conjunto de las intervenciones con matices diferenciales muy notables.

En conjunto una presentación excepcional para un libro que merece ser leído y sentido, obra de un Juan Andivia Gómez, en la madurez de su creación pero aún con sorpresas creativas. El recorrido que hace Juan Andivia a través de realidades vividas y sentidas en clave de poesía, escritas en prosa, en Aplausos para el atardecer, tiene un punto de ecología de la fascinación y la ternura. Hoy está bien asentada la idea de la mejora de la salud psíquica y física por la fascinación que produce la Naturaleza. Un atardecer, un sol poniente, que produce aplausos, es una demostración palpable como nos escribe Juan Andivia Gómez. Un atardecer, una puesta de sol, que buscamos, como dice Pilar Salazar, y encontramos más cerca de lo que pensamos y de forma inesperada; un encuentro puede ser una puesta de sol o un amanecer.

El libro Aplausos para el atardecer es un canto a la esperanza y a la aceptación de la ecología de la fascinación y la ternura en un mundo de incertidumbres, materialista y desquiciado. En el apartado Palabras del autor, dice Juan Andivia Gómez, «quienes somos libres, lo somos en todo, en nuestros pensamientos, en nuestras simpatías, en nuestros sentimientos más íntimos, cuando escribimos en verso y en nuestras opiniones, cuando ocupamos ese espacio». Estas palabras definen a la persona y al libro que les invitamos a leer y a sentir. Juan Andivia Gómez es un hombre bueno, de corazón tierno, de mente elevada y pluma con letra empática porque nos hace salir lo mejor de nosotros. Aplausos para el atardecer es un canto a la ecología de la ternura y la fascinación por bello, real o sentido como tal en lo profundo del alma, por lo sublime, por lo que es importante, el amor, la gratitud y el perdón, de todos hacia todos. En el primer artículo del libro, que da título al mismo, Aplausos para el atardecer, nos dice el autor, «si hay una forma de contemplar el mundo estéticamente, de reparar en la belleza, debe de ser aquella que olvida el pragmatismo, que sabe que también hay cosas que existen porque sí, que no responden a ninguna necesidad y, sin embargo, están ahí igualmente para ser gozadas». Les invitamos a leer este artículo completo, es muy difícil que no se conmuevan.

El artículo Cinema Park nos trae paisajes de la infancia a los que vivimos un determinado tiempo y lugar en una lejana Huelva en la memoria. Como invitación final a la lectura del libro lo hacemos con un artículo concreto, Ella no lo recuerda, les aseguramos que en sus ojos aparecerán las queridas lágrimas que nos devuelven al ser especial, quizás olvidado, que llevamos dentro. El autor en la presentación nos lo leyó, y conociendo su significado, nos condujo a un sentimiento puro. El libro contiene 53 artículos, que representan las mismas oportunidades para penetrar en un mundo de ternura y fascinación por lo bello que nos hará mejores, individual y colectivamente. Desde esta tribuna animamos a Juan Andivia Gómez para que busque en su mochila vital y en los cajones de su casa el resto de los artículos que escribió y los comparta con nosotros y, por supuesto, que escriba pronto un nuevo libro de poesía. Esta sociedad lo necesita. Gracias, amigo, por tu amistad sin tiempo.


  • 1