lunes, 24 septiembre 2018
07:36
, última actualización
Flamenco

Arahal levanta el telón de su Memorial Niña de los Peines

Comienza así una nueva edición de El Gurugú con el espectáculo Memoria Flamenca Los Cabales

07 jun 2018 / 19:44 h - Actualizado: 08 jun 2018 / 09:02 h.
  • El guitarrista Juan Carlos Romero durante un ensayo. / El Correo
    El guitarrista Juan Carlos Romero durante un ensayo. / El Correo

Arahal levantó ayer el telón de una nueva edición de El Gurugú, su festival de flamenco, con el espectáculo Memoria Flamenca Los Cabales. Hoy habrá un concierto del guitarrista y compositor onubense Juan Carlos Romero, y mañana sábado, actuación del joven cantaor toledano Israel Fernández, que está triunfando por todo el país con su obra Universo Pastora, en homenaje a la Casa de los Pavón.

Arahal es un pueblo de olivos a poco más de cuarenta kilómetros de Sevilla y en plena campiña. No es de los pueblos de más tradición flamenca de esa comarca, porque lo son más Morón, Marchena o La Puebla de Cazalla, pero es cierto que esta localidad ha tenido siempre mucha relación con este arte. Para empezar, es el pueblo de los antepasados maternos de la Niña de los Peines, el de sus abuelos Tomás y Gracia, el de su madre, Pastora Cruz Vargas, y el de su hermano Arturo, que nació en 1882. De los tres hermanos cantaores de esta familia, Arturo fue el único que nació en Arahal. Pastora y Tomás lo hicieron ya en la Puerta Osario de Sevilla, barrio al que la familia se trasladó en los ochenta del siglo XIX por motivos laborales del padre, El Paíti.

Nacidos en Arahal fueron los cantaores Antonio el Rubicano, conocido como Niño de Arahal, de la época de la ópera flamenca, y Jaime Portillo, el otro Niño de Arhal, que fue posterior. También era de este pueblo Antonio el Mono, Joselito II en los carteles, bastante popular en los cincuenta y sesenta del pasado siglo. Además, Arahal ha tenido siempre a grandes cantaores aficionados, tanto saeteros y saeteras, como dominadores de otros estilos. En los últimos años han destacado El Plancho, Joaquín Cano, Jesús Carrillo, El Reche o Paco Esquivel, entre otros muchos.

Pero cuando nació El Gurugú, el objetivo era rendir homenaje a la Niña de los Peines, instituir un festival anual que recordara a la que fue la mejor cantaora de todos los tiempos, una vez que fracasó el intento de tener un festival de verano de corte tradicional, como fue el del Verdeo, en el que se dieron cita cantaores muy importantes, como Lebrijano o Fernando Terremoto entre otros. Este cantaor hizo su último festival en la provincia de Sevilla precisamente en Arahal, porque murió una semana después, el 6 de septiembre de 1981.

El Gurugú nació hace diecisiete años con vocación de cambiar el formato tradicional de los festivales de verano de los pueblos. La idea no era emborrachar de cante, toque y baile a mil personas una sola noche, sino hacer el festival en varios días, con conciertos cortos y actividades culturales: charlas, mesas redondas, exposiciones o proyecciones. Y dando cada año un premio a una figura reconocida del mundo del flamenco, el galardón Verde, que te quiero verde, que este año va a recibir el cantaor jerezano José Mercé, y que tienen ya figuras como Valderrama o Morente.

El elenco

En la edición de este año, además de los ya citados, van a estar también Carmen Linares y la bailaora Patricia Guerrero, la primera con Verso a verso, y la segunda con Catedral. El festival ha bajado bastante el nivel, como está ocurriendo en los demás festivales de verano. Además, dejó de celebrar su gran noche de clausura en la hermosa Plaza del Cristo, mudándose al nuevo teatro, algo que no se entiende bien si tenemos en cuenta el calor.

No obstante, que un pueblo como Arahal tenga un festival de esta importancia es de agradecer, aunque haya bajado el nivel. Así que animamos desde aquí a que disfruten todo lo que puedan de estas noches de flamenco en el pueblo donde nació quien parió a la Niña de los Peines.


  • 1