lunes, 24 septiembre 2018
07:36
, última actualización

¡Buenos días!

12 sep 2018 / 22:30 h - Actualizado: 12 sep 2018 / 22:30 h.

Volvemos a la España del timo de la estampita. Aún estamos celebrando la victoria de la Selección Española con la goleada ante Croacia y la duda se plantea. ¿Ha sido la suerte del principiante o realmente España sabía jugar al fútbol en estos mundiales que tanto ridículo hicimos? No hay duda que Luis Enrique es de poner las pilas y que nuestros jugadores necesitaban un comandante por derecho que realmente manejara a su antojo y con su experiencia los remos de barco. Más allá de lo que se pensaba del míster se nota el compromiso con la selección donde él mismo habla de jugadores sin distinciones de equipos ni posiciones en la tabla. También era muy cuestionado el favoritismo por el equipo culé y por el contrario el pasado martes puso un once con seis madridistas e incluso con el ultimo cambio sin ningún jugador azulgrana en el terreno de juego, cosa que le salió bastante bien dados los golazos vistos. España buscó mucho más la portería y castigo en el ataque no dejando respirar al rival. El incansable tiquitaca que ya tan estudiado tenían nuestros contrincantes y que terminaba en nada se veía sorprendido por un juego más lineal y con tiros a puerta desde lugares insospechados que en muchos de los casos terminaban en gol. Esperemos que esto sea así y que el lumbreras del presidente Rubiales no la líe con el entrenador, porque este no es de andarse con chiquitas. Como dije en su momento es una buena elección, sin duda la mejor posible dada la desidia mostrada por el equipo, pero cuidadito que dos gallos en el mismo corral no van bien. Hazme un favor, sé feliz.


  • 1