lunes, 28 mayo 2018
00:03
, última actualización

¡Buenos días!

17 may 2018 / 20:27 h - Actualizado: 17 may 2018 / 22:28 h.
  • ¡Buenos días!

Se nos fue el ángel de bata blanca. Ramón Vila fue cirujano del coso Maestrante y no pudo librarse del único toro que tarde o temprano nos embestirá a todos y en la madrugada de ayer a los 80 años de edad dio su ultimo paseíllo desde la Puerta del Príncipe al cielo, a consecuencia de un débil estado de salud producido por la edad. Lo hacía un día después de que se conmemoraran los 98 años de que en Talavera de la Reina a Joselito el Gallo, Bailaor le arrancara la vida, siendo en ese momento Consiliario de la hermandad de la Macarena. El mundo del toro llora la muerte de Ramón y tantos otros pacientes que en su función profesional en el hospital Virgen del Rocío también le deben la vida. Seguro estoy que su alma ya revolotea a los pies de la Virgen de las Marismas, aquella que tantas almas recibe en estos días y a las que los ruegos se le suceden como una letanía infinita. Mientras tanto, el peregrino sigue su camino, ya casi percibe el olor a mejorana y tomillo de las marismas. A las claras del día atravesará el Quema y recordará como siempre la primera vez que se cruzó con la que hoy es su mujer en la corriente de esas aguas. Jornada mágica donde el vado nos da los buenos días, Villamanrique recuerdos de Condesa y al ocaso el momento de rezo del santo rosario en la Raya. Es un día duro y le fallan las fuerzas pero no podrá dormirse hasta no ver la carreta del Simpecado con flores nuevas, llevarse unas cuantas de las repuestas con el polvo del camino y que otro año más bendiga su casa.

Hazme un favor, sé feliz.


  • 1