viernes, 22 junio 2018
16:10
, última actualización

¡Buenos días!

12 ene 2018 / 21:39 h - Actualizado: 12 ene 2018 / 22:56 h.
  • ¡Buenos días!

No sé si es mi apreciación personal pero cada vez vivimos en un mundo más loco. El síntoma es como acercarse a la punta de un látigo que no deja de dar rápidos azotes. Hace años parecía que todo estaba más controlado y que la cordura se imponía. Las figuras de políticos, periodistas, jueces, cuerpos de orden e incluso la del propio Rey eran mucho más respetables. Las formas coloquiales utilizadas en televisión, en el parlamento e incluso nosotros mismos estaban marcadas por la educación y el respeto. ¿Qué hemos hecho para cargarnos todo esto? Con la historia de la libertad de expresión, los derechos impuestos y las obligaciones obviadas se está creando una sociedad penosa. En la calle no hay más que lo que recibimos por las tantísimas fuentes de información bananera que contagian hasta al más exquisito. Deplorable es en muchos casos las intervenciones de algunos creídos políticos con la falta de rigor, la telebasura donde haciendo escarnio público por dinero apalean al títere hasta que lo destrozan, increíble es que la primera potencia mundial como es EEUU esté en manos de un magnate loco de atar como atestigua la última publicación de Michael Wolff Fire and Fury o ya como remate de los tomates una profesora de la Universidad de Osaka, Kazue Muta, de 61 años denunciando que las acciones de los príncipes de las historias infantiles clásicas como La Bella Durmiente y Blancanieves, «promueven la violencia sexual» ¿es de locos o no? Hazme un favor, sé feliz. ~


  • 1