lunes, 24 septiembre 2018
07:36
, última actualización

¡Buenos días!

13 jul 2018 / 21:29 h - Actualizado: 13 jul 2018 / 22:49 h.
  • ¡Buenos días!

Caminar es un ejercicio muy completo que todos deberíamos dedicarle un rato al día ya que una actividad tan sencilla puede mejorar muchos aspectos de nuestra vida, desde ayudarnos a perder peso hasta impedir que suframos trastornos depresivos. También tiene sus posibles contradicciones si lo haces en una ciudad como Sevilla a ciertas horas del día y por determinados lugares. Ayer sin ir mas lejos en mi travesía diaria a pie desde el Zurraque a los Carteros fue de esos días donde tomas el pulso a la ciudad. Por San Jacinto en el invisible y equivocado carril bici un ciclista se tragaba a un cliente de un bar por que los veladores están en la misma zona. En el puente me tengo que salir a la calzada por que están remodelando la capillita del Carmen y habían señalizado mal. Cruzo el Paseo Colón a la altura del Barranco e inmediatamente en la fuente pública que hay en frente de una famosa Pizzería un perro acompañado de sus dueños bebía lengüeteando el grifo, lugar donde habitualmente suelo llenar la botella. Al llamarle la atención invitándole a que llenase un recipiente en lugar de llenar de babas el grifo me acusan de antianimalista, tócate los... Sigo mi andadura sin agua y paro a beber en la fuente fría de la Heladería Raya, aquí la paradoja, ando para perder peso y en el momento de mas calor me pongo ante los mejores helados de Sevilla y tengo que salir huyendo por no pecar, no hay derecho a esto. Sigo mi caminar mientras caen calamares fritos del cielo, que bien viven los canijos. Hazme un favor, sé feliz. ~


  • 1