viernes, 21 septiembre 2018
08:58
, última actualización

¡Buenos días!

05 sep 2018 / 20:28 h - Actualizado: 05 sep 2018 / 21:32 h.
  • ¡Buenos días!

Si hay algo por lo que nos damos cuenta de que septiembre ha llegado es por la falta de aparcamientos en la vía pública. Llegues a la hora que llegues siempre están ocupados esos sitios que durante casi tres meses eran un pleno asegurado. Puede ser desesperante, sobre todo cuando vienes de trabajar y después de doscientas vueltas encuentras un hueco medio inventado por ti y casi tienes que coger un taxi para llegar a casa de lo lejos que está. Menos mal que en esta ciudad existe la ley no reglada de la segunda fila y nos solidarizamos todos sabiendo que mañana te puede tocar a ti y que simplemente quitando el freno de mano o dando un empujoncito se nos alivia esto de aparcar. Lo que os acabo de comentar es una acción que en pocos lugares existe. Hoy en día cada vez es superior el número de vehículos que hay por casa, la población crece y donde en un hogar había un coche hoy casi se triplica si los hijos también adquieren uno, con lo cual las barriadas están colapsadas y se forma el caos. La grúa municipal es la única que se alegra de esta situación, que a pesar de no dar abasto con tanta retirada, se mete en las arcas una gran cantidad de euros ganados por nuestras infracciones. Que te multen es una faena, pero que ya se lo lleve la grúa es una gran faena, y si cuando se lo lleva es después de las once de la noche se convierte en grandísima faena con incremento por nocturnidad. Vamos que descansar y tener el coche mal aparcado se convierte en imposible, porque la gracia te puede salir por 300 euros. Hazme un favor, sé feliz. ~


  • 1