miércoles, 17 octubre 2018
13:03
, última actualización

Cambiar, ¿para qué?

09 oct 2018 / 10:51 h - Actualizado: 09 oct 2018 / 10:53 h.

TAGS:

Los andaluces vamos a tener el día 2 de diciembre una nueva oportunidad de contribuir con nuestro voto a que cambie algo en una región que ha regresado al montón de las más pobres de Europa, si es que alguna vez salió, con un paro escandaloso, pobreza infantil y corrupción. ¿Y qué?, se preguntarán quienes argumentan que dejar de votar a los responsables de esta vergonzosa situación significaría permitir el gobierno de la derecha o de la izquierda bolivariana. Qué antiguo suena ya todo esto de la derecha y la izquierda, aunque ahora es la ultraderecha y la ultraizquierda, que tampoco es algo moderno, luego no sé por qué nos escandalizamos del avance de Vox, con un líder que lleva pistola y que ve negros y feministas hasta en sueños. Ni de que un matador de toros, Morante, asistiera al mitin de Vistalegre y se sentara junto a destacados ultraderechistas, como si los toreros hubieran ocupado fincas junto a Diego Cañamero y Sánchez Gordillo o llevado a cabo alguna vez huelgas de hambre en la puerta de Hytasa. Todo esto es producto de una inmadurez democrática de libro. Si tanto nos preocupan el avance de la ultraderecha y la izquierda radical, el independentismo y la corrupción, ¿por qué no empezamos a cambiar las cosas, por ejemplo, el 2 de diciembre? Ayer hablé de esto con una persona a la que conozco solo de vista y que lleva casi toda su vida parado, mientras se tomaba tres o cuatro cervezas y tenía el paquete de tabaco encima del mostrador, y me dijo que era una tontería intentar mejorar para empeorar, como si hubiera algo peor que llevar casi toda la vida subsidiado y comprando tabaco malo de contrabando para que le salga más barato morir de un cáncer de pulmón. No creo que vaya a cambiar mucho el panorama tras las elecciones autonómicas, porque en realidad los andaluces somos muy conservadores y nos acomodamos con facilidad.

Cada vez que considero

que me tengo que morir,

tiendo una manta en el suelo

y me harto de dormir.

Pues eso, tranquilidad total. Cambiar, ¿para qué?


  • 1