martes, 18 septiembre 2018
23:26
, última actualización

Celebremos el milagro de la Bienal

03 sep 2018 / 19:24 h - Actualizado: 03 sep 2018 / 19:25 h.
  • Celebremos el milagro de la Bienal

TAGS:

Aunque algunos crean que no, por las críticas, soy de los que deseo de corazón que la Bienal corte orejas y rabo. Es de lo más importante que se ha creado en Sevilla en el último medio siglo y el flamenco empezó a cambiar considerablemente cuando se alzó por primera vez el telón del magno festival sevillano en la primavera de 1980. Estuve ya en aquella primera edición, con solo 22 años, y supe que la cita tendría futuro. No imagino hoy Sevilla sin la Bienal, solo con las peñas, los tablaos y, como entonces, la actuación de alguna que otra compañía de baile en uno de los teatros de la ciudad. Este festival fue determinante para que nacieran nuevas compañías y para que los artistas dieran un importante avance. Todavía había ventas en Sevilla a las que los cantaores iban a buscar a los señoritos para poder poner el puchero al día siguiente, como era la Venta Vega, en la carretera de Cádiz. Por tanto, que exista la Bienal es un logro y lo es más aún que haya resistido como lo ha hecho, contra viento y marea. Que cada crítico diga lo que quiera, pero celebremos el milagro.


  • 1