martes, 18 septiembre 2018
23:26
, última actualización

Comida mediterránea

01 ago 2018 / 19:27 h - Actualizado: 01 ago 2018 / 19:29 h.

Todos somos conscientes de lo importante y del valor que tiene los aspectos nutricionales de la comida, pero si tan importante es lo que comemos también lo es como lo comemos, ese es uno de los principales secretos de sus beneficios. La comida mediterránea normalmente es servida y comida en la mesa y comida con ganas y con satisfacción, los platos suelen ser cocinados y preparados para cada ocasión, y se suele comer en familia y también entre amigos. La dieta mediterránea es especialmente beneficiosa para el corazón, y también para la mente, es generosa en el uso del aceite de oliva, yerbas y especias mediterráneas además de vino tinto de calidad. Todo ello con un uso moderado es beneficioso para la longevidad, mucho más que la dieta norteamericana que algunos tratan de imitar. No es nuestro estilo comer frente a la televisión o frente al ordenador, aunque muchas de las nuevas generaciones parecen preferir no comer antes que dejar a un lado el ordenador. Como regla de salud mental y social el ordenador no debería mirarse ni una hora antes ni una hora después de comer, ni por supuesto en la cama, la cama es para descansar y para amar (todos deberíamos tener a alguien a quien amar y que nos ame). Charlar libremente de lo divino y de lo humano, incluso de tonterías entre amigos y familiares te hace poner en orden tus ideas para después; nos sirve para preorganizarnos. La comida inteligente mediterránea tiene tres reglas principales. La primera es que es una comida tranquila, no debemos intentar ser una persona multitarea mientras comemos, dejemos a un lado lo que tengamos que hacer y centrémonos en la comida y en el disfrute con los amigos o con los familiares con los que estemos. Cuando comemos también estamos educando a nuestros hijos hábitos de salud tanto en la forma como sobre lo que comemos. La segunda regla mediterránea es “sentarse en la mesa” cuando uno come, no comer al lado del frigorífico o de pie, sírvase la comida en un plato y disfrútela mientras esté sentado en la mesa. La tercera regla es degustar y disfrutar cada bocado. La comida mediterránea se caracteriza por su abundancia en fitonutrientes bioactivos, el uso de las plantas de su comida posee bastantes propiedades antioxidantes y antiinflamatorias.


  • 1