domingo, 16 junio 2019
19:09
, última actualización

CONTRA: CONversaciones TRAnsformadoras

Solemos juzgar al iceberg por el tamaño de su punta, sin tener en cuenta que eso apenas supone un 10 por ciento del total... Para ir más allá debemos hacer un esfuerzo consciente por profundizar...

María Graciani m_graciani /
17 feb 2018 / 17:51 h - Actualizado: 17 feb 2018 / 17:51 h.
  • CONTRA: CONversaciones TRAnsformadoras

Contra es una preposición que indica oposición, la realidad «A» se enfrenta a la «B», siempre habrá partidarios del laissez faire (dejar hacer) pero si verdaderamente quieres crecer, el conformismo no va contigo, consigues ver oportunidad donde otros sólo atisban oscuridad, te quieres conocer en profundidad y aportar valor a la sociedad, descubrirás que este CONTRA es más bien positivo porque las CONversaciones TRAnsformadoras (CONTRA) se oponen a las charlas monótonas, aburridas, superficiales... la CONTRA se opone a la inmediatez, a la manipulación de la superficialidad, a la dictadura de lo banal y reivindica el valor de lo profundo, de todo aquello que contribuye a mejorar y a enriquecer el mundo. Ir CONTRA-corriente a veces cuesta porque se nos dice que no es lo más conveniente, se suele señalar con el dedo a lo diferente, mala costumbre que hace que escaseen los valientes... pero que no te condicione lo que piense o diga la gente, tu vida ¡es tuya! y para que todo fluya, no huyas de ti mismo y llena de sentido tu ahora a través de las CONversaciones TRAnsformadoras.

Solemos juzgar al iceberg por el tamaño de su punta, sin tener en cuenta que eso apenas supone un 10 por ciento del total... Para ir más allá debemos hacer un esfuerzo consciente por aprender a bucear, por profundizar... Sumergirnos en el agua helada es ir en CONTRA de lo que nos apetece, pero sólo así sentiremos como nuestro aprendizaje humano y profesional crece, como un nuevo yo amanece... Que no te engañen, el conocerse bien a uno mismo es una tremenda conquista personal, no te lo regalan, se gana y esta conquista personal será tu traje de neopreno para bucear en las profundas aguas de los océanos ajenos y descubrir el alcance total de sus icebergs; con el traje de tu conquista personal irás preparado para ver lo que nadie ve, lo que a los demás directamente les pasa desapercibido... pero al entrenarte a través de las CONversaciones TRAnsformadoras y bucear en tu propio mar, empiezas a intuir dónde tienes que mirar...

Intraconexión e interconexión

La conversación tradicional es algo tan sencillo como útil que supone hablar con otra persona alternando los turnos de palabra, pero las CONversaciones TRAnsformadoras van un paso más allá porque, en primer lugar, esa «otra persona» con la que hablas eres tú mismo, me explico: se trata de una labor de introspección personal, de una conversación íntima entre tu fuero interno y tu «yo actual», éste es el manantial del que emana la transformación. «Transformar» supone hacer cambiar a alguien de porte o de costumbre sin alterar del todo sus características esenciales (es decir, su esencia personal) y la antesala para llegar a «transformar» a otras personas o circunstancias es experimentarlo contigo mismo, esto es, el paso previo para la interconexión (conectar con los demás) es la intraconexión (conectar con uno mismo).

Afirma Raúl Zaffaroni, profesor emérito de la Universidad de Buenos Aires: «La razón que impulsa la lucha por el derecho sólo la podremos impulsar cuando volvamos a hablar con el hermano humano, pero también con el hermano lobo y la hermana estrella». La conquista de lo justo y legítimo necesita del trampolín de las CONversaciones TRAnsformadoras para saltar bien alto, esto supone saber conectar con: las personas, los animales y la naturaleza. Entiéndeme, no te estoy diciendo que te hagas hippie, lo que pretendo transmitirte es que para transformarte , para avanzar en tu conquista personal y conseguir aquello que crees que mereces y estimas como justo y legítimo es necesario retomar las conversaciones contigo mismo, con otras personas y re-aprender a apreciar y respetar a los animales y la naturaleza (y digo «re-aprender» porque, de algún modo, está en nuestra memoria y en nuestro ADN el saber escuchar a otros seres vivos y al medio ambiente, era nuestro seguro de vida hace miles de años...). Las CONversaciones TRAnsformadoras se nutren de ese respeto y aprecio por ti mismo, por tus semejantes, por otras formas de vida y por el entorno.

Como decía Zaffaroni «volvamos a hablar con el hermano humano, el hermano lobo, la hermana estrella...», somos capaces de hacerlo, nuestros antepasados lo hacían y así la especie consiguió avanzar. Si no retomamos el diálogo humano y no apreciamos y respetamos a otros seres vivos y al medio en el que vivimos, ¿con qué cara nos presentamos ante las batallas diarias para defender lo que estimamos como nuestros derechos, todo lo que creemos legítimo y justo? Para defender primero hay que comprender, las CONversaciones TRAnsformadoras nos hacen comprender el valor de la humanidad que transmite su sabiduría de generación en generación mediante el poder de esa constructiva práctica llamada conversación; las CONversaciones TRAnsformadoras nos hacen comprender la necesidad de cuidar de la naturaleza y de los animales porque sus aportes al género humano son sustanciosos y descuidarlos a ellos sería como descuidarnos a nosotros... Cuando comprendas, descubrirás que la verdadera nobleza, la que llena el corazón y amuebla la cabeza, se encuentra en la certeza de que las CONversaciones TRAnsformadoras te harán conectar contigo mismo y con los demás. ~


  • 1