domingo, 23 junio 2019
05:18
, última actualización
Cartas al director

Descarbonizar nuestro corazones en San Valentín

11 feb 2019 / 11:19 h - Actualizado: 11 feb 2019 / 11:24 h.

Todos y cada uno de nosotros tenemos el gran desafío por delante de la descarbonización para que el mundo sea cien por cien renovable. Por primera vez, el cambio necesario para delimitar el calentamiento global requiere una reducción de las emisiones y alcanzar la neutralidad carbónica en el año 2050.

Tras el Acuerdo de París, la Unión Europea acordó el primer pacto universal de lucha contra el cambio climático, un fenómeno que se distingue por ser el mayor ultimátum actual para la humanidad. Calificado de histórico por su carácter universal, el texto consensuado es un ensayo de capacidad de negociación para poner en común a las naciones de todo el mundo, pese a sus enormes desigualdades y pese a la enorme diversidad de intereses que concita la obligada batalla por la conservación del planeta.

Creo que lo primero que tendríamos que hacer en esta semana del amor y la amistad es renovar nuestra alma para llevar una vida de sobriedad, de modestia y de mayor humildad. No debe ser una simple moda estética ni un mero signo de status social. Muy al contrario, descarbonizar tiene sus antecedentes antropológicos y éticos, metafísicos y sus consecuencias espirituales. De algún modo, la búsqueda de los orígenes, el regreso a los elementos primordiales de la creación y al silencio de las cosas, al deseo de volver a la serenidad y a la armonía.

Descarbonizar nuestros corazones es tener determinación y enfrentarnos a nuestros retos diarios tomando las mejores decisiones como valor principal para el correcto funcionamiento de cada ámbito de nuestra vida. Lo que el mundo necesita es la renovación de nuestros valores porque la vida tiene valor solo al darla, al darla en el amor, en la verdad, en la donación a los otros, en la vida diaria, en la familia”.

Por Fernando Borbón Vallejo.


  • 1