martes, 25 junio 2019
14:12
, última actualización

Don Arte

El ARTE fue creado para provocar un impacto en tu interior, ¡es ahí donde se siente su valor! Cada lienzo, cada libro, cada escultura... las vivencias del artista que recobran toda su grandeza cuando «piensas» con el corazón y «emocionas» con cabeza

María Graciani m_graciani /
28 oct 2017 / 18:18 h - Actualizado: 28 oct 2017 / 20:44 h.
  • Don Arte

Si hay algo que nos sobra en esta tierra nuestra es arte. Bailaores, cantantes, escultores, pintores, escritores... si el arte fuera un helado, ¡aquí tendríamos de todos los sabores! Emocion-arte, expres-arte, aventur-arte, ayud-arte, amar-te, escuch-arte, superar-te, ilusion-arte... ¡tú mismo eres todo un experto en mejor-arte! En tu día a día, demuestras ser un artista porque con tu cotidiano actuar vas dejando pistas de aquellos valores que encabezan tu lista; normalmente, se entiende por artista a «aquella persona que tiene la habilidad necesaria para alguna de las bellas artes», pues yo me pregunto: ¿y no hay arte más bella que la que consigue catapultar tu imaginación hasta las estrellas y en tu alma deja huella?

¿Quién es Don Arte? aquel que llama a la puerta de tu alma, si ella le abre ¡enhorabuena! estás ante el ARTE auténtico, el médico de tu actitud que con su bálsamo de virtud cura cualquier acritud; ahora bien, si el alma decide no abrir la puerta, lo mejor será que esa mala imitación de arte se de la vuelta porque no sabe dar respuesta a las demandas de tu corazón, ese no es Don ARTE. La razón de ser del ARTE (así, en mayúsculas) es apelar a la emoción, el ARTE está hecho más para ser sentido que pensado, porque si a tu alma no ha llegado... lo mejor será dejarlo de lado; el ARTE fue creado para provocar un impacto en tu interior, ¡es ahí donde se siente su valor! Cada lienzo, cada libro, cada escultura... cuenta una historia en miniatura, la historia de la esencia, de las experiencias y de las vivencias del artista que recobran toda su grandeza cuando «piensas» con el corazón y «emocionas» con cabeza. La nobleza del ARTE radica en su propia naturaleza de verdad, belleza y bondad:

–Verdad: el ARTE es verdadero porque nace de un corazón sincero que se entrega con esmero a su obra. No lo hace para ser el primero o movido por el dinero, sino porque siente la necesidad de compartir una experiencia con el resto de la humanidad, en este fin se refleja su verdad. El ARTE fue concebido para hacer VER a la humaniDAD hasta dónde puede llegar si comparte, sin dudar, sus inquietudes, sus aprendizajes con los demás... Hace falta coraje para decir y para ser VERDAD, pues supone desnudar tu interior sin conocer el del espectador, pero claramente, este proceder es el que aporta valor y te hará sentir mejor.

–Belleza: el ARTE es belleza porque a tus sentidos embelesa, cautiva a tus emociones de tal modo que, aunque estés en una concurrida galería de arte, te parece estar solo porque centras toda tu atención en el tesoro de la creación: esa pintura o esa escultura que transmite lo que verdaderamente perdura... La belleza del ARTE va más allá de «aquello que agrada a la vista» porque si tu imaginación fuera modista y conociera a Don ARTE, ¡rápidamente le haría el traje de novio para cas-arte!

–Bondad: el ARTE es bondad porque es la máxima expresión del buen-dar, hasta en su propio nombre nos lo parece indicar, Don ARTE, si lo lees de seguido: DonARTE, es decir, ¡darse! ¡dónate, es la mejor forma de aprender y crecer! porque ¿quién da más que quién se da a sí mismo? El artista ofrece un trocito de su corazón con cada creación, literalmente, te lo traspasa graciosamente porque en el momento en que creamos algo y lo damos a conocer, ya es patrimonio de la humanidad, pertenece a todos.

Ya lo advertía Aristóteles: «la finalidad del arte es dar cuerpo a la esencia secreta de las cosas, no es copiar su apariencia», cada uno es artista y espectador, en cada rol damos cuerpo a lo secreto y en descifrarlo está el reto. Cada interpretación lleva a un lugar distinto a tu imaginación, y aquí viene un nuevo secreto de Don ARTE, de nuevo, en su nombre indica lo que va a aportarte: ¡es el ARco del transformarTE! Tú eres un original Robin Hood que decide donde enviar las fechas de su actitud. Para que hagan diana de una forma sana, hay que tener puntería y un arco de garantía. Don ARTE es pues el ARco del transformarTE porque, con cada flecha que lanza, ¡tu ingenio, tu creatividad y tu aprendizaje avanzan! ¿hacia dónde? ¡hacia donde tu quieras! (recuerda que tú eres el Robin Hood de primera). El avance significa transformación, de capullo a mariposa... ¡fíjate lo que pueden cambiar las cosas! (si fuese al revés, de mariposa a capullo... ¡menudo problema el tuyo!); la transformación conserva la esencia pero supone un cambio en la forma (de pensar, de sentir, en la forma física, profesional, emocional); si te nutres de buenas artes (valor-arte, humaniz-arte), ese cambio tocará el banyo para anunciar la llegada del mejor de los escenarios; si te expones a malas artes (enfad-arte, amarg-arte, boicote-arte) ese cambio tendrá un sabor agrio, anuncio de tus peores presagios... En cualquier caso, tuya es la decisión porque lo que te llevas seguro es una valiosa lección.

El mejor secreto de Don ARTE... ¡es que al alma va a llegarte!


  • 1