viernes, 14 diciembre 2018
06:59
, última actualización

El músico Pedro Vázquez

30 jun 2016 / 00:39 h - Actualizado: 30 jun 2016 / 00:42 h.

Este veterano de 43 años, pues lleva desde los ocho años estudiando, ha sido formado por grandes maestros como Leonid Sintsev (catedrático del Conservatorio Superior de San Petersburgo) o San Oh-Havenith (profesora de la Escuela de música de Frankfurt). Estudió lírica y zarzuela con Miguel Roa, e igualmente estudió clásico y romántico con los maestros Salvador Mas, Jörg Bierhance y Jordi Mora.

Es director e ideólogo del proyecto educativo multidisciplinar LUNA (lenguaje universal para niños artistas) donde –por cierto– ya le han tirado los tejos para implantar en México lo que aquí lleva haciendo altruistamente varios años con los niños y la música.

Si a ello sumamos que ha dirigido y actuado en muchos teatros del mundo como Zarzuela (Madrid), Palau de la Música (Barcelona), el Nacional de Pekín o en el Maestranza de Sevilla como asistente de Pedro Halffter, o que gestiona diez escuelas de música y danza en la provincia de Sevilla –entre otras muchas acciones– todo ello nos da la verdadera dimensión de quién es Pedro Vázquez.

Y si he iniciado así el presente artículo es para reclamar la atención de lo nuestro, de lo autóctono. Tendemos a buscar fuera lo que tenemos dentro, a llamar en casas ajenas pidiendo esencias o condimentos que –casi sin darnos cuenta– lo tenemos en la mesita de entrada de nuestra casa, esa en la que colocas todos los días las llaves y que sólo echarías en falta si un día no estuviese.

Pedro, desde que me honró con su amistad, siempre lo he visto obsesionado con dos pasiones. Una (a años luz de la segunda) se llama Pedro, Fernando y las dos Sofías, la hija y la madre. Y la otra pasión es la música. Sueña con muchas cosas, desde crear una escuela municipal de música y danza en su ciudad (Sevilla) a ser un referente en su tierra, Andalucía; sueña con aportar, hacer, fabricar talentos en una tierra que a poco que se le riegue da sus frutos.

Andrè Malraux (un novelista francés del S.XX) dijo que «es artista aquel para quien el arte es necesario». Pues afirmo –sin temor a equivocarme– que para Pedro el arte es necesario, y para los que le conocemos decimos también sin género de dudas que Pedro es un artista.

Mientras tanto, ¡sé feliz!


  • 1