viernes, 24 noviembre 2017
16:43
, última actualización

El órgano de Santa Inés

14 nov 2017 / 19:16 h - Actualizado: 14 nov 2017 / 19:17 h.

TAGS:

Aver, que no estoy muy puesto en estas cosas. ¿Multar a unas adorables monjas, las clarisas del Convento de Santa Inés, por arreglar un órgano que es una joya y que inspiró hasta a Gustavo Adolfo Bécquer? La ley debe ser igual para todos, aunque en la práctica no lo sea. Mover un BIC (Bien de Interés Cultural) sin permiso es un delito, pero clavarles 170.000 euros por arreglar un órgano a unas monjas de clausura que sobreviven fundamentalmente de los dulces, con la que está cayendo en nuestro país, es pasarse, por decirlo de la manera más educada. Supongo que algo hará el Arzobispado. Y que, como lo ve todo, Dios sabrá por dónde se le puede meter mano a la Junta, porque para incumplir la ley y convenios, el Gobierno andaluz. Incluso con este mismo convento de la calle Doña María Coronel. Como suele ser habitual en Sevilla, ahora brotará, por un lado, la solidaridad de los sevillanos; por otro, la saña de quienes aprovechan estos casos para atacar a la Iglesia. Y todo por arreglar un órgano que, una vez debidamente restaurado, tiene que sonar como Dios.


  • 1