jueves, 29 junio 2017
05:04
, última actualización

El que nació en Belén

23 dic 2016 / 23:18 h - Actualizado: 23 dic 2016 / 23:18 h.

TAGS:

La relectura de algunos reportajes que forman parte de la década prodigiosa de la revista Más Pasión nos lleva de la mano a las vísperas de la Navidad de 2014. En aquella ocasión dábamos un repaso a la relación de las cofradías pasionales con el misterio de Belén. No está de más recordar que todos los cortejos acceden a la Catedral por la puerta de San Miguel. Para ello tienen que pasar bajo el impresionante altorrelieve del Nacimiento de Lorenzo Mercadante de Bretaña. No es la única coincidencia: las cofradías abandonan el primer templo de la diócesis despidiéndose del grupo de la Adoración de los Magos de la Puerta de Palos, una obra del escultor francés Miguel Perrin. Hay más relaciones: podemos reseñar, entre otras, el relieve de la Natividad en el palio bizantino de la Concepción del Silencio pero nos detendremos en el guión de la Epifanía de la hermandad del Gran Poder. Seguramente es la adoración de los Reyes Magos más hermosa y se pasea por Sevilla en la noche más larga. La pieza, realizada por Armenta en 1962, contiene dos inscripciones. En la primera, bajo los relieves cincelados se puede leer una cita del evangelio de Mateo: et procedientes adoraverunt eum. Detrás se puede leer: in manu ejus potestas et imperium: En tu mano está el poder y el imperio... No hay que olvidar que al mismo Justo que adoraremos esta noche en el pesebre lo crucificaremos en abril entre volutas de oro. ~


  • 1