jueves, 23 noviembre 2017
15:19
, última actualización

El valor del dinero y el respeto

21 jul 2017 / 18:53 h - Actualizado: 21 jul 2017 / 18:55 h.

TAGS:

Me reconozco como un amante del fútbol y esta época del año es especialmente grata por el movimiento que se producen en los equipos y que deben traer caras nuevas a sus plantillas que cree expectación, e ilusiones renovadas, en los aficionados que deben ser, con su ánimo, el motor del club cuando la disputa es en el terreno de juego. Lo que no llevo bien es el despilfarro con el que se habla del dinero que mueve este mundo habiendo tantas personas que pasan necesidades.

Dos casos tenemos en Sevilla bien diferentes: uno es la historia ingrata del desagradecimiento de un jugador, Vitolo, a la que fue su afición y su casa. Donde dije ‘digo’ digo Diego y me voy a otro club haciendo de puente con un tercero por las ilegalidades de uno de ellos a la hora de fichar... Escucho: «¡Han pagado sólo 32,5 millones de euros!» y yo me pregunto: ¿Qué no haría una institución benéfica, dedicada a los que menos tienen, a los pobres, con algo más de 5.000 millones de las antiguas pesetas?

El segundo caso lo encontramos en Heliópolis y el acuerdo de traspaso de Ceballos –otra historia extraña con desagradecimiento y otras oscuras tramas– con el Real Madrid. El equipo blanco pagó 97 millones de euros por Cristiano Ronaldo y 101 por Bale pero al Betis quería pagarle 15 millones de euros en cómodos plazos o, lo que es lo mismo, en un 30/60/90. Y los medios capitalinos obviando algo: el poco respeto que se ha tenido a Sevilla y Betis, propietarios de los jugadores.

Mal va este mundo en el que para unas cosas efímeras se derrocha y para otras, como el comer de personas, se escatima. Mal va este mundo.


  • 1