viernes, 23 febrero 2018
14:25
, última actualización
Habla, Sevilla

#EndFGM

07 feb 2018 / 23:03 h - Actualizado: 08 feb 2018 / 00:14 h.

Recientemente ha sido el día Internacional de tolerancia cero con la Mutilación Genital Femenina, o lo que es lo mismo utilizar procedimientos en mujeres y niñas consistentes en alterar o dañar los órganos genitales femeninos por razones que en modo alguno obedecen a motivos médicos o de salud. Es más, estamos ante una violación flagrante de los derechos humanos, una discriminación contra mujeres y niñas, pero lo que es más grave estamos ante unas prácticas que –en muchos casos– incluso provocan la muerte.

Tenemos la sensación (y no nos faltaría razón) de que este día internacional se nos escapa, entre otros motivos porque afortunadamente en España y Europa estas acciones son prácticamente inexistentes.

Pero, no es menos cierto, que entre todos tenemos la obligación de luchar contra estas prácticas, así la UNFPA (Fondo de Población de las Naciones Unidas) y UNICEF (Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia) han liderado el mayor programa jamás realizado –nada más y nada menos– que en 17 países de África; programa que incide en tres objetivos fundamentales: la salud, educación y la igualdad de género.

Lo cierto y verdad es que los datos son demoledores. A nivel mundial se calculan más de 200 millones de niñas y mujeres mutiladas. Sí, han leído bien: ¡200.000.000...!. Actualmente –cada año– se mutilan los genitales a 3 millones de niñas, o 44 millones de estas menores de 14 años ya han sufrido la ablación, fundamentalmente en Gambia, Mauritania e Indonesia.

Tenemos la obligación –desde el lugar que cada uno ocupe en la vida– de luchar para que todas las mujeres y niñas del mundo estén libres de estas prácticas. Me aferro a la Agenda 2030 para el Desarrollo sostenible, la cual promete poner fin a esta práctica para el año 2030.

Ojalá que así sea.

Mientras tanto, ¡sé feliz! ~


  • 1