sábado, 25 noviembre 2017
05:04
, última actualización
Pareja de escoltas

Época aciaga

06 oct 2017 / 22:52 h - Actualizado: 06 oct 2017 / 22:52 h.

Son tiempos de zozobra. Quienes tenían que haber dado ejemplo de firmeza y honradez estuvieron distraídos con sus cosas, por lo visto, distintas de las nuestras. Habían creído firmemente en la impunidad de sus actos confiando en que nada grave aconteciera. Dilapidaron con inconsciencia logros tan ansiados que han creado un clima de desánimo y desapego. Comprueban ahora que la táctica del avestruz es la peor estrategia para quienes deciden ejercer la autoridad pública. Quedarán los lamentos, las exculpaciones que acusen a otros de cuanto ellos promovieron alevosamente, como un monstruo al que se alimenta sin tasa hasta que la cadena no puede atraillarlo y escapa. Hasta la iglesia que afirmamos católica, es decir, universal, acoge en sus templos escrutinios infames, mientras se ofrece el sagrado sacrificio de la misa. Van a faltar evangélicas ruedas de molino. ¿Son los signos de esta época posmoderna? Todo resulta tan triste y previsible que ni la ignorancia absuelve a sus ciegos ejecutores. Cuando los mejores rehúsan, los menos aptos se encaraman a los puestos dirigentes. ¿Creen que no estoy hablando también de cofradías? Miren a su alrededor y hagan la lista de cuántos hombres y mujeres sumamente válidos declinan ya actuar en las hermandades porque desconocen en ellas lo mismo que allí aprendieron. Demasiados lobbies empeñados en ver un solo plano de una realidad que los supera con creces. No cerremos los ojos. Después, será tarde.


  • 1