lunes, 24 septiembre 2018
07:36
, última actualización

Es más importante darse que dar

09 jun 2018 / 23:31 h - Actualizado: 09 jun 2018 / 23:31 h.

TAGS:

«Que te sepamos ver en el pobre, en el triste, en el abandonado». Así se reza en las preces al Señor de Pasión. La Eucaristía, Pan de Vida, es el alimento para todo cristiano y es la fuerza fundamental que alienta en la Archicofradía Sacramental de Pasión a ver en aquellos que sufren el rostro de Jesús de la Pasión. Este texto se podía leer en la exposición La Pasión según Sevilla que la Hermandad de Pasión organizó en el Ayuntamiento para conmemorar las distintas efemérides que la Archicofradía celebra este año, entre ellas el Centenario de la fusión con la Hermandad Sacramental y el 150 aniversario de la llegada de la Archicofradía a la Parroquia de Salvador.

La Fundación Nuestro Padre Jesús de la Pasión tiene su origen en la labor de caridad de la Archicofradía Sacramental de Pasión, que crea una Fundación para dar respuesta a los problemas sociales de nuestro entorno. Sus fines son atender a las personas que son víctimas de la pobreza y la exclusión social, orientando su actividad hacia las necesidades de las personas mayores, la infancia, las personas con discapacidad, los inmigrantes y a todas aquellas personas que carezcan de los recursos básicos para una vida digna.

Desde su constitución en 2006, la Fundación ha iniciado un camino de crecimiento de sus actividades gracias a la generosidad de sus hermanos, a las aportaciones desinteresadas de particulares, a la acción leal de los voluntarios. Han llegado incluso a multiplicar su acción y el número de ayudas.

Entendiendo siempre que es más importante darse que dar, la Fundación Jesús de la Pasión centra su labor asistencial repartiendo anualmente más de 100.000 kilos de alimentos y actúa en diferentes ámbitos: Desde «los abogados de la Merced» que asisten a presos para facilitarles su reinserción o las colaboraciones como voluntarios en otras instituciones. «Ya puedo dar en limosna todo lo que tengo, que si no tengo amor, de nada me sirve» (San Pablo). La Caridad va más allá de dar, nos lleva a darnos. Y por eso, la Fundación nació también para promover un voluntariado comprometido, desde la creencia de que es posible transformar la sociedad, hacerla más justa con personas que pueden entregar su tiempo, su voluntad y su compañía sincera.

Por todo ello, por este trabajo diario, por la labor impagable de estar siempre al lado de quienes más lo necesitan, por el esfuerzo para conseguir ayudas para llegar a más personas. En definitiva, por dar lo mejor de uno mismo y servir a los demás, este año la Hermandad de Pasión ha recibido la Medalla de la Ciudad de Sevilla. Un reconocimiento más que merecido por el trabajo que vienen realizando a lo largo de los años.


  • 1