jueves, 23 noviembre 2017
14:58
, última actualización
Pareja de escoltas

Espectacularización

28 oct 2017 / 10:54 h - Actualizado: 28 oct 2017 / 10:55 h.

El personal se frota las manos apuntando en sus agendas –sin solución de continuidad y en tres años sucesivos– la próxima coronación canónica, la salida extraordinaria que ya ha aprobado un cabildo general y la que contemplan los dos candidatos a gobernar esa hermandad señera en la que usted está pensando. El calendario sumará otros acontecimientos de distinto calado dando la medida un mundillo que exalta el espectáculo y se ha olvidado de su propio interior. Mientras tanto, los acontecimientos que ensombrecen el último tramo de Pepe Moreno al frente de la hermandad de los Gitanos nos devuelven, de golpe, una tozuda realidad: las cofradías son hijas del tiempo, las bondades y las propias mezquindades del medio en el que se mueven. Volvemos al mismo punto: el conflicto del remozado templo de los jardines del Valle –que existe– se convierte en otro espectáculo aireado y juzgado a través del nefasto altavoz de las redes mal llamadas sociales. Moreno, que ha empeñado su talante conciliador en pacificar una hermandad necesitada de calma, no merecía estos enjuagues que podrían haberse dirimido de otro modo bien distinto. Pero el asunto nos sirve para reiterar la idea: asistimos a la espectacularización de las hermandades que se suma a la politización de su vida interna. La semana pasada, en estas mismas líneas, ya temíamos caminar a contramano. Empezamos a temer que no hay forma de dar la vuelta.


  • 1