viernes, 23 febrero 2018
11:30
, última actualización

Hay que ahorrar

09 feb 2018 / 17:40 h - Actualizado: 09 feb 2018 / 17:40 h.

Hay que ahorrar. Lo ha dicho ese apóstol del sentido común (marca pepera registrada), ese mártir de la grisura intelectual, ese mostachón humano llamado Mariano Rajoy, experto, por más señas, en dejarme turulato con una frecuencia descorazonadora. Pues claro que hay que ahorrar, so lumbrera: para la matrícula de los niños, para los imprevistos, para largarse de España a la primera oportunidad (por ejemplo al exilio belga, para el que creo que existe cierta línea de subvenciones), para complementar la birria de pensión que nos van a dejar, para pagar la contribución... en fin, para las chorraditas de la vida. Lo que se le ha olvidado decir es cómo. Que es para lo que está de presidente. Para lo otro, para decirnos que hay que comer fruta, ceder el asiento a los mayores y echar todos los días una monedita en la hucha, ya está la abuela de cada cual o, en su ausencia, el secretario general de las Naciones Unidas. Ha llegado el momento de volver a ser previsores, dice su eminencia reverendísima, el gallego incólume. De la reforma laboral, ya, si eso, pues lo veremos cuando toque. En fin. A todas estas bomboneritas de neuronas revenidas que nos piden que vivamos conforme a las estadísticas económicas y que ahorremos les recordaría que aquí, en España, la inmensa mayoría de los sueldos apenas dan para subsistir, y que el único plan de pensiones que tienen muchos trabajadores, al menos los que yo conozco, es procurar llegar a fin de mes sin que se les reviente una arteria, porque la alternativa a eso es que su familia se quede tiritando como Oliver Twist. No, hijo, no: las pensiones, públicas, que para eso las hemos pagado ya con creces. Con lo que llevamos ahorrado le estamos pagando a usted su sueldo generosísimo para que lo haga. A trabajar.


  • 1