lunes, 22 octubre 2018
16:47
, última actualización

«Hemos atendido más de doscientas reclamaciones»

La Defensora del Ciudadano, Rosa Muñoz, lamenta que no se conozca este órgano

01 oct 2017 / 22:29 h - Actualizado: 01 oct 2017 / 22:38 h.
  • «Hemos atendido más de doscientas reclamaciones»

Una de las posibilidades de las que disponen los sevillanos para dar respuesta a sus problemas pasa por acudir a una figura aún desconocida en nuestra ciudad. La Defensora del Ciudadano, Rosa Muñoz, ha desvelado en el espacio informativo de El Correo de Andalucía Televisión que durante el tiempo que lleva al frente de esta labor —siete meses— ya ha atendido más de doscientos casos en los que los ciudadanos han requerido de sus servicios. El pasado jueves, la que fuera también defensora del universitario visitó el plató de Sevilla al Minuto.

—¿Qué balance hace de estos siete meses?

—Ha sido más que positivo, porque todo lo que tenga que ver con recibir reclamaciones de ciudadanos y poder trasladarlas a la Administración para su resolución es más que satisfactorio. Día a día los ciudadanos sufren vulneraciones severas de sus derechos, por ello, el hecho de que estas situaciones se reviertan para mí es todo un logro.

—¿Cómo es el proceso que hay que llevar a cabo para ponerse en contacto con la Defensoría?

—No es un proceso demasiado cerrado. Las quejas llegan a la comisión de reclamaciones y se aceptan de múltiples formas. Los ciudadanos pueden venir presencialmente al Palacio de los Marqueses de la Algaba por las mañanas, o bien mandar un correo electrónico para contarnos el problema. Desde ese momento la persona recibe una respuesta orientativa. A nosotros solo nos queda comprobar que efectivamente antes se ha puesto en contacto con algún servicio municipal para reclamar tal derecho, y si no lo ha hecho nosotros agilizamos el proceso. Esta es la única formalidad que hay que cumplimentar, porque somos un órgano de segunda instancia, es decir, el nexo de unión con los servicios sociales y con los delegados del gobierno, a fin de cuentas.

—¿Conocen los sevillanos la figura que usted representa?

—Pues sincera y tristemente, creo que no. Soy la cuarta defensora que ha tenido este Ayuntamiento, y cuando me lo propusieron no dudé ni un instante. Para mí ha sido una alegría y me da pena que solo aproximadamente el 5% de los sevillanos sepan que existe este órgano tan rico en restitución de derechos. No obstante, el boca a boca funciona muy bien, y el trabajo que realiza el personal tan sensible que tenemos se hace notar, con lo cual todos los que han acudido a nosotros comentan con los suyos nuestra labor, y acaban acudiendo para comprobar si podemos ayudarles en algo.

—¿Sería capaz de elegir un caso del que se sienta especialmente orgullosa?

—Han sido más de doscientas actuaciones las que hemos hecho en estos siete meses. Superaremos el medio millar, si todo va bien, cuando se cumpla un año, pero creo que no puedo quedarme con ninguno porque todos han servido y no puedo ni quiero hacer diferencias entre ciudadanos. Los que sí que me emocionan algo más son aquellos que cuentan con un carácter social añadido, los casos que una vez resueltos suponen un alivio importante para las familias. Han quedado en mi retina soluciones para que algunas familias consigan prestaciones sociales o aquellos a los que se les han roto de una vez por todas las barreras arquitectónicas por tener movilidad reducida.


  • 1