lunes, 27 mayo 2019
12:53
, última actualización

Homo Deus

01 sep 2018 / 22:44 h - Actualizado: 01 sep 2018 / 22:45 h.

Seguramente vivamos en un mundo en el que la cotidianeidad palidece los debates de profunda relevancia que sólo en los foros más elitistas o espacios de conocimiento más inaccesibles hoy se producen. Debates y propuestas que reflexionan sobre conceptos tales como la revolución robótica, que acabará con el modelo laboral tradicional, la inteligencia artificial o el del Homo Deus, o lo que es lo mismo, esa evolución del hombre que, a golpe de tecnología e innovación, nos aproxima cada vez más a la derrota de la muerte a través del desarrollo de un transhumanismo que cambiará todo. Si bien, estará por ver si el acceso a esas nuevas fuentes de la juventud se ha democratizado o sólo estará al alcance de unos pocos que, a golpe de dólar, podrán alargar el paso por este mundo llamado Tierra. Y todo ello en un mar de implicaciones sobre la sostenibilidad de un planeta ya insostenible que, con la llegada de esa nueva especie, sería de compleja ecuación. Debates, en definitiva, a los que la ciudadanía común no accede, o por falta de información o por desidia, aunque tal vez eso de la cuarta revolución sea una problemática alejada del pago se la luz y el agua o la cesta de la compra a la que de enfrenta hoy una sociedad cada vez más dividida en estratos. Esos, formados por el conocimiento y el desconocimiento, que vienen a sumarse a una nueva disgregación social añadida a la de las clases altas medias y bajas. Preocupante es hoy un mundo en el que los grandes debates, que decidirán el futuro, se llevan a cabo por una élite menor en donde el concepto de la socialización de los avances está por ver, y en el que la democratización de la innovación podría ser una quimera, al menos para las próximas generaciones, no por menos esto va de capitalismo y de oferta y demanda.


  • 1