jueves, 20 junio 2019
17:15
, última actualización

Información para el Inversor de largo plazo

19 nov 2018 / 10:31 h - Actualizado: 19 nov 2018 / 10:33 h.

TAGS:

Hoy día cualquier inversor, ya sea a través de Internet u otros medios de comunicación, tiene acceso a gran cantidad de información, alguna más importante que otra y esta última, lo único que hará será confundirle ya que la sobreinformación puede ser más perjudicial incluso que la falta de la misma puesto que esta información, que muchas veces será contradictoria entre si, a pesar de ofrecer al inversor más datos, también puede despistarle de su objetivo. Por ello, el inversor debe aprender a filtrar la información que recibe.

Cada inversor elige su estilo de inversión en base a sus circunstancias y sus preferencias y si decide invertir a largo plazo, debe tener en cuenta cual es su interés, ya que todos los días y a todas horas estará recibiendo información a través de los medios de comunicación de masas ya que el mercado no parará de generar noticias en ningún momento.

Por ello, el inversor debe de ser capaz de abstraerse de todo el ruido del mercado y tener muy presente que según, qué tipo de inversor es, necesitará una información distinta. Así, si es un inversor de corto plazo plazo o de intradía, necesitará conocer las cotizaciones de los títulos negociados en tiempo real, los rumores, los gráficos y las recomendaciones, ya que su apuesta consiste en comprar y vender rápidamente y aprovechar las diferencias que se produzcan en las cotizaciones. No necesitará conocer, por el contrario, a que se dedica la sociedad con cuyas acciones está negociando el ni estado contable de la misma.

Por el contrario, para un inversor de largo plazo, la información está en la propia empresa porque es donde invierte y es lo único que se va a mantener durante todo el tiempo de la inversión. Por ello, lo único para lo que necesita al mercado es para para conocer los precios de los títulos que desee negociar, en tanto que el resto de datos que ofrece el mercado no le ayudan para nada en el devenir de su inversión.

Por ello, el inversor de largo plazo tiene que estar más pendiente de la salud económica de la empresa en la que está invertido que la de la propia Bolsa de Valores y, si la empresa mantiene unos ratios de crecimiento razonables, vía dividendos o vía plusvalía o ambos a la vez, podrá conseguir un rendimiento positivo de su inversión.

El inversor de largo plazo debe filtrar la información recibida y separarla de los datos que continuamente recibe para invitarle a vender o a comprar y esa información únicamente la encontrará en la propia empresa, siendo esta la que le dará la clave para decidir si es tiempo de vender o de seguir confiando en la misma.

Por ello son fundamentales que el inversor conozca el informe anual de la empresa, el Balance, la Cuenta de Explotación y los Flujos de Caja. Toda esa información está en el informe anual y es pública.

Debe de conocer igualmente los informes de resultados que emite la empresa trimestral y semestralmente.

Es importante estar al día también de los Hechos Relevantes que la empresa comunica a la CNMV y que se publican en los medios de comunicación, así como toda aquella información relativa a la empresa en cuestión que aparezca en los medios de comunicación de masas o que pueda ser obtenida por otros medios tales como proveedores, clientes, empleados de la empresa, empresas competidoras, etc.

Por último, también se puede conseguir información de la propia empresa dirigiéndose al departamento de relación con los inversores que tienen todas las empresas cotizadas en Bolsa.

Más información: www.abcbolsa.com


  • 1