sábado, 15 diciembre 2018
10:12
, última actualización

La España caliente y pasional

13 mar 2018 / 19:19 h - Actualizado: 13 mar 2018 / 21:47 h.
  • La España caliente y pasional

TAGS:

El racismo, la inmigración, el machismo, la discriminación de la mujer..., todo se ha utilizado estos días para dar una explicación lógica a la que se ha formado en España con el caso del niño Gabriel. El populista Ignacio Escolar ha llegado a decir que se ha ido a despellejar viva a la asesina de la criatura «porque era mujer, inmigrante y negra». Evidentemente, las redes son una selva y no todos los comentarios sobre este caso han sido de rabia e impotencia, porque hay muchos enfermos en la selva. Al saltar la noticia de su desaparición, primero llenaron las redes sociales de fotos del niño y los medios pidieron la colaboración ciudadana para que apareciera pronto y vivo. Cuando apareció muerto en el maletero de un coche, en efecto, el de una mujer negra e inmigrante, la pareja del padre del chiquillo, millones de personas estallaron y manifestaron su inmenso dolor como mejor lo supieron hacer. Y, claro, eso es difícil de controlar. Ahora, los malos son quienes despejaron a la asesina. Y hasta la madre del niño ha pedido que cambiemos odio por amor. Y no es fácil, no.


  • 1