viernes, 28 abril 2017
21:43
, última actualización

La Expo de los flamencos

20 abr 2017 / 23:02 h - Actualizado: 20 abr 2017 / 23:03 h.

El 23 de octubre de 1989 publiqué en nuestro periódico una entrevista a Juan el Lebrijano, con el siguiente titular: «La Expo es la gran oportunidad del flamenco». Luego todo se quedó en casi nada, en subvenciones para amiguetes, un homenaje al ídolo flamenco de Felipe González, Antonio Mairena, mucho trabajo para la compañía de Manuel Morao y poco más. Cada vez que hay algún evento importante los flamencos piensan que tienen derecho a una parte del pastel, como es lógico. Luego llegan las decepciones, como en la Expo y en lo del reconocimiento de la Unesco, que muchos pensaron que al ser declarado nuestro arte Patrimonio Inmaterial de la Humanidad habría manteca para todos. No entendieron lo de inmaterial. Un artista se compró un chalé en la Sierra Norte y luego lo tuvo que devolver. Por cierto, cuando se colocó la primera piedra de la Expo, en enero de 1987, entre los periódicos que metieron en la cajita iba El Correo, y entre sus páginas, una entrevista al cantaor Enrique Orozco. Le hizo ilusión. «Me has dejao en la historia», me dijo.


  • 1