sábado, 27 mayo 2017
13:15
, última actualización
La Tostá

La picaresca en la Feria

04 may 2017 / 08:34 h - Actualizado: 04 may 2017 / 08:35 h.

TAGS:

Hace años me invitó un millonario mexicano a su caseta y le dije que no iría, por estar algo pachucho. Este señor no me conocía físicamente, solo por mis artículos de flamenco. Lo comenté con un amigo gitano de mucho arte y ahí se quedó la cosa. Por la noche mejoré bastante y decidí acudir a esta caseta. Cuando llegué y le dije al portero quién era, me informó que Bohórquez estaba ya dentro, que había llegado hacía dos o tres horas. Naturalmente, se pensó que yo era un pícaro sevillano que quería entrar por la cara. Le enseñé el carnet de identidad y, algo asombrado, me invitó a mirar por una rendija de la caseta y me señaló al falsario. Era el amigo a quien le comenté la invitación y que no podría acudir. Estaba con su esposa pelando cigalas a la velocidad de la luz y disfrutando del espectáculo. Cuando le pedí una explicación, me la dio: «Me dijiste que no podías venir y decidí hacerte un favor para que no quedaras mal». Como este amigo mío se daba una pataíta con todo el arte, le había caído tan bien al ricachón azteca que hasta lo había invitado ya a la Feria de Jerez.


  • 1