viernes, 16 noviembre 2018
19:03
, última actualización
Artículos con alma

Líderes y emprendedores

22 ago 2018 / 20:38 h - Actualizado: 22 ago 2018 / 20:54 h.

Muchos estudios revelan que el liderazgo es algo que se tiene o no se tiene. No todo el mundo posee la capacidad para liderar. El líder no se hace. Nace, y generalmente sucede cuando la persona está apoyada en un ambiente y en una genética.

Hay individuos que son emprendedores, capaces de tomar la iniciativa y de realizar muchas cosas a lo largo de su vida, pero la mayoría de ellos no son líderes. Tenemos que saber que nuestro DNA influencia nuestra capacidad y actitud para poder ser líderes, junto a nuestra capacidad para liderar un grupo y nuestra disposición para adoptar el papel de líder en una situación determinada. Nuestra genética define, incluso, el tipo de jefe que somos. Hay gente que aspira a ser líder durante toda su vida y nunca lo son; y también personas que jamás lo serán porque no lo desean, e incluso lo evitan. De todo esto tienen la culpa nuestros genes, porque una parte importante de nuestra actitud hacia el liderazgo es genética, aproximadamente el 40 por ciento. Y parece que también esto se hereda.

De alguna manera hemos nacido con unas destrezas que nos hacen ser buenos candidatos para dirigir a un colectivo. Es nuestro DNA el que facilita la producción de enzimas para que eso ocurra, según respaldan distintos estudios, que ratifican que el 30 por ciento de las diferencias que se encuentran entre las personas que lideran los puestos están explicadas por nuestros genes. Y otro estudio realizado entre el colectivo femenino arrojó el dato de que el 32 por ciento de las mujeres que obtenían el papel de líderes lo hacían por una motivación genética.

Dentro del liderazgo hay diferentes estilos, porque no todo el mundo lo ejerce de la misma manera. Unos son mandones, otros carismáticos, los hay que usan las diferencias entre los demás para motivarlos ... el reto está en conseguir que los subordinados trabajen por el bien común. Dejen que el líder de su equipo saque lo mejor de ustedes o, si han tenido la suerte de traer marcado en su DNA sus capacidades, tomen las riendas de su equipo y llévenlo a lo más alto.


  • 1