martes, 11 diciembre 2018
18:40
, última actualización

Los guantes de boxeo

08 oct 2018 / 09:56 h - Actualizado: 08 oct 2018 / 10:01 h.
  • Newsha Tavakolian.
    Newsha Tavakolian.

Las mujeres de todo el planeta llevan puestos, desde que el mundo es mundo, los guantes de boxeo. Para defenderse, no para atacar; para intentar que los daños sean menores y no para causarlos. Se han visto obligadas, desde siempre, a pelear contra la sociedad injusta ordenada por los hombres, contra la violencia física de los hombres, contra la desigualdad de oportunidades que el hombre ha ido construyendo sin piedad. Esto es lo que hay y si algún hombre no lo ve todavía es que está ciego o quiere estarlo (mucho peor esto último). Y si alguna mujer defiende lo contrario es que la batalla está perdida en algunas consciencias definitivamente (esta opción es la más terrible de todas las posibles).

Las mujeres de todo el mundo se encuentran en una encrucijada. Nunca antes tuvo tanta presencia el movimiento feminista y nunca antes tantos hombres se apuntaron a una corriente extraordinaria que busca la igualdad entre hombres y mujeres de todo el mundo. Pero nunca antes la mujer y movimiento feminista se encontró tan expuesto al poder del hombre, al poder de un mercado que todo lo abraza para no soltar jamás a su presa y diluirla como si fuera otra cosa más con la etiqueta de usar y tirar. La mujer no tiene más remedio que convertir al hombre en su aliado, no tiene más remedio que tender la mano al patriarcado al que poder abrazar y, así, evitar los abrazos no deseados.

Es una paradoja que, ahora más que nunca, los guantes de boxeo sean herramienta fundamental para buscar salidas. Porque si hay que ser dialogante para que los hombres tengan un espacio en el movimiento feminista, también hay que pelear contra todo aquello que represente el problema de siempre y lleve a un patriarcado absoluto.

Señoras, usen sus guantes de boxeo para acariciar a todos los seres humanos buscando que se integren en el movimiento feminista. La humanidad entera lo está deseando.


  • 1