sábado, 22 septiembre 2018
19:35
, última actualización
Pareja de escoltas

Más difícil en un pueblo

12 ene 2018 / 19:57 h - Actualizado: 12 ene 2018 / 19:57 h.

Me paré el otro día a charlar con un amigo, al que no hace mucho nombraron capataz general de una cofradía de su pueblo. Le pregunté cómo llevaba la igualá, si tenía ya cerradas las fechas de los ensayos y todos los palos cubiertos, ya que se había dado la circunstancia de un cambio en el martillo. Para organizar sus cuadrillas le hacen falta 150 costaleros. En Sevilla vivimos una época dorada, donde no falta gente cuando queda un hueco libre. Pero ¿qué pasa en la provincia? Lejos de generar polémica y comparaciones odiosas, fue entonces cuando le planteé si en localidades de la provincia tienen más dificultades que en la capital a la hora de organizar las cuadrillas y, sobre todo, de encontrar costaleros. Esta cofradía de la que les hablo, es de una localidad rica en hermandades, con un gran patrimonio y con buenos cofrades; a priori no debería tener problemas, pero se da la circunstancia de que en la jornada que realiza su estación de penitencia confluyen varias hermandades y coincide con uno de los días más concurridos de la Semana Santa en Sevilla. Mi amigo agachó la mirada y asintió. Fue entonces cuando me di cuenta de que, efectivamente, todo parece más difícil fuera de la capital, la cual tiene un poder de atracción al que es casi imposible enfrentarse. No sé si estos cofrades tendrán más o menos méritos, pero el desarrollo de su labor diaria, en ocasiones con pocos recursos, merece un reconocimiento. Chapó por ellos.


  • 1