martes, 20 noviembre 2018
00:24
, última actualización

Mes mariano y de las cruces

05 may 2018 / 18:04 h - Actualizado: 05 may 2018 / 22:34 h.

TAGS:

Mayo. Mes de mayo dedicado a la Virgen María. Durante siglos la Iglesia Católica ha dedicado todo el mes de mayo para honrar a la Virgen María, la Madre de Dios, hoy precisamente es el día de las madres. Aún recuerdo con cariño y añoranza aquellos meses de mayo de mi época escolar, en la que durante todo el mes realizábamos en el colegio actos dedicados a la Virgen. Todos los alumnos de la escuela desde preescolar a octavo de EGB –sí de EGB porque yo estudié con el antiguo modelo educativo–, una vez que terminaba el recreo nos reuníamos en el patio para ir a la iglesia a rezar o bien realizábamos ofrendas a la Virgen María que había en el patio. Desde rezos a ofrendas, juegos florales, peticiones, todo giraba en torno a ella.

Cientos de alumnos en torno a la Virgen María. Cada día le tocaba organizar el acto a un curso y cada día realizaba los rezos, meditaciones y ofrendas un alumno. La misión era siempre la misma: alabar a la Virgen María, rezarle y pedir por todas aquellas personas que, por un motivo u otro, no estuvieran atravesando un buen momento. Nunca olvidaré esos meses de mayo ni aquellos días en los que cada mañana, antes de entrar a clase, me acercaba a la floristería a comprar claveles blancos que me tocaba llevar a la Virgen. Qué tiempos aquellos. Y cuánto hemos cambiado, tanto nosotros como la sociedad en general. Atrás quedaron esos meses de mayo.

Mes de cruces de mayo. Atrás quedaron también aquellas cruces de mayo con pasos de madera con flores de papel o, en algunos casos claveles, que los niños colocaban. Pasitos realizados por los menores con la ayuda de sus padres. Cruces de mayo acompañadas con melodía de Semana Santa que sonaba de un radio o de algunos de los niños que llevaban un tambor y trompeta. Cruces de mayo en la que los menores pedían limosna con huchas y no hacía falta realizar tantos cortes de tráfico, como sí ocurre ahora. En definitiva, cruces de mayos sencillas, humildes y realizadas con mesura. Valores que deben primar en las hermandades, que son las que, en su mayoría, organizan las cruces de mayo.

Mucho han cambiado y evolucionado las cosas, y me parece bien, pero, creo que en el término medio está la virtud. Raro es el fin de semana que no te encuentras un paso de cruz de mayo, en algunos casos nada que ver con el verdadero sentido de las mismas y nada que ver con las de antes. En muchas de ellas ni siquiera van niños o adolescentes, sino mayores y la mayoría de ellas van hasta con bandas. Muchas incluso realizan hasta igualás, como si de un paso de Semana Santa se tratase, y sus respectivos ensayos. No me parece ni bien ni mal pero creo que en el equilibrio está la virtud y que no se puede perder nunca el verdadero sentido y sentir.


  • 1