miércoles, 23 agosto 2017
15:53
, última actualización
'El Descuento'

Ni el momento ni el lugar

La crítica de los Biris a José Castro fue replicada por muchos aficionados ubicados en otras zonas del campo. La reacción de los ultras propició la división en la grada

21 feb 2017 / 20:37 h - Actualizado: 21 feb 2017 / 20:38 h.
  • Ni el momento ni el lugar

Tengan o no razón en sus manifestaciones, lo acontecido el sábado en el Ramón Sánchez-Pizjuán no es propio de los Biris. El alma de Nervión, el pulmón de la grada, los que siempre abanderaron al equipo y al resto de aficionados no pueden restar. Ese no es su leitmotiv. De hecho nunca lo fue en más de 40 años de existencia. El espectáculo ofrecido por la grada del Gol Norte en el partido ante el Eibar sirvió para escenificar la división que estos mantienen con parte del resto de los aficionados. Hasta la fecha, ese enfrentamiento sólo iba en una dirección: hacia el palco. Pero esta vez no fue así. Los Biris no supieron elegir el momento para acordarse de José Castro. Lo hicieron cuando peor lo pasaba el equipo. La acusación de «marioneta» al presidente, entonada desde el Gol Norte, fue repelido con el silbido de mucha gente que entendió que no era el momento oportuno para recordar rencillas entre unos y otros y sí de empujar al equipo a la victoria.

Muchos de los aficionados ubicados detrás de la portería decidieron responder con burla a esta reacción. «Otra, otra...», sonaba desde la zona donde siempre se ubicaron los Biris. Para colmo, las televisiones recogieron algún que otro corte de mangas o peineta de estos a los que decidieron repudiar ese comportamiento. Puede que sea el momento más triste que recuerda quien le escribe dentro de este estadio. Una afición dividida. ¡Qué pena! ¿De verdad no había otro momento? ¿Cuando el equipo peor lo pasaba ante el Eibar? ¿En la previa de unos octavos de la Champions? ¿En la semana en la que se juega nada menos que el derbi frente al Betis?

No fue inteligente por parte de los más radicales. Hasta ese momento el problema sólo iba en una dirección, ahora puede que haya otros frentes abiertos. No estuvo acertado y no es de recibo que la opinión de unos cuantos sí valga y la del resto de aficionados no. ¿Por qué? ¿Acaso son los Biris más que un abonado de Fondo, Gol Sur o Preferencia? No tiene sentido ni explicación. Con esto sólo dan la razón a quienes creen que son perjudiciales para el Sevilla. Lo de este pasado sábado no hay por dónde cogerlo.

Los Biris, sin darse cuenta, han puesto a muchos en su contra y eso no les beneficia. Al equipo tampoco. La cúpula del grupo y cada miembro del Gol Norte deben hacer una reflexión profunda y pausada de lo sucedido. Con un simple gesto se puede tirar mucho por la borda y tengo la impresión de que así ha sido. Parte del sevillismo ya se pronunció, el club y el equipo también. Todos en la misma dirección. No puede ser que todo el mundo esté equivocado o lleve el paso cambiado. Igual esta vez los Biris deben dar marcha atrás, volver a los orígenes y pensar como sevillistas antes que como grupo ultra. Los dirigentes del club, organismos y los medios de comunicación no son nadie para decirle a los Biris qué deben hacer o cómo han de comportarse, pero el resto de sevillistas de otras gradas sí son voces autorizadas para pedir explicaciones e intentar poner el escudo por encima de todo lo demás, incluso de los Biris.


  • 1