martes, 11 diciembre 2018
17:00
, última actualización
Los medios y los días

Pactos con el diablo

06 dic 2018 / 06:30 h - Actualizado: 05 dic 2018 / 11:21 h.
  • Pactos con el diablo

Los medios me hablan de cómo se conservan de bien esta o aquella persona. Deben existir imaginarios pactos con el diablo, es cierto, en lo físico, en lo juvenil o en ambas facetas. Creo que si lográramos enamorar a Ana Blanco con Jordi Hurtado y tuvieran descendencia, inauguraríamos una generación que poseería el elixir de la eterna juventud. Madre mía, la de años que han pasado desde que Ana Blanco presentaba Informe Semanal y lo que ha llovido desde que tenemos a Hurtado en Saber y Ganar, un título excelente, por cierto, porque, en condiciones normales, éste es el orden de las cosas: primero se sabe, en el sentido de conocer y comprender el pasado y el presente, y luego se gana dinero para llevar uno una vida decente con unos toques de caprichos. Ahora se gana dinero no por saber en el sentido que propongo sino por pasarse de listo, tanto, que no pocos están ya en la trena y espero que sus señorías sigan en esa línea de meter entre rejas a quien proceda. ¿Se han fijado en que cada vez hay menos jóvenes concursando en Saber y Ganar? Es que ese concurso se las trae, hay que saber mucho para ganar poco y por supuesto hay otros espacios en los que sabiendo mucho menos se gana mucho más y, otrosí, con acompañamiento de espectáculo y ramplonerías. Saber y Ganar es el fiel reflejo de cómo la sociedad española se va hundiendo en la ignorancia para sustituirla por el entretenimiento y el espectáculo.

Hay más ejemplos de eterna juventud. El borrego de Norit El Borreguito se mantiene impertérrito e impasible el ademán, hasta el Gambrinus adelgazó unos kilos considerables pero el borrego sigue ahí igual de orondo. El señor de la loción Floyd para el afeitado no se ha arrugado nada desde que mi padre se la aplicaba en los años 60 y olía toda la casa a Floyd y a las mujeres les gustaban los hombres limpios y aseados despidiendo Floyd. Todos los citados deben mantener jóvenes el cerebro porque la juventud divino tesoro no está en los años sino en la cabeza, hoy hay demasiados jóvenes que son demasiado viejos, sin sentido del humor y con una timidez patológica o rayana en lo patológico que se la curan con las redes sociales y otros remedios esotéricos. Ahí están sus satánicas majestades, The Rolling Stones, trabajando a la fuerza por falta de juventud. Niños, ¿no os da vergüenza que tengan que estar todavía esos benditos jóvenes viejos saliendo de casa para daros un subidón en lugar de haberlos olvidado y dejarlos para los que flipamos con ellos antes y ahora?


  • 1