viernes, 21 julio 2017
16:06
, última actualización
La Tostá

Para feria, la de Coria del Río

01 may 2017 / 20:58 h - Actualizado: 01 may 2017 / 20:58 h.
  • Para feria, la de Coria del Río

TAGS:

Intento averiguar a veces el porqué de mi escaso apego a la Feria de Sevilla y no acabo de tenerlo claro. A lo mejor es que empecé a frecuentarla cuando tenía menos fondo que una lata de anchoas y me quemé haciendo el gilipollas, llegando a Palomares del Río con los pies reventados y sin haberme comido una sola gamba. Si no recuerdo mal, la primera vez que fui llevaba diez duros y nada más pisarla me gasté más de la mitad en un sombrero cordobés de cartón. Todo fue ajustarme la prenda al estilo del Niño de Marchena y caer un tremendo chaparrón, con lo que el sombrero se deshizo en mi cabeza y estuve toda la santa noche empapado y sin dinero. Luego dormimos en el Parque de María Luisa, en la hierba mojada, porque no había autobús hasta las diez de la mañana, y pillamos media pulmonía. Eso sí, cuando llegamos al pueblo fuimos recibidos como auténticos héroes y estuvimos tres días contando nuestras batallitas, lo que habíamos ligado y la pechada de comer que nos habíamos dado. Mentira podrida. Para feria, la de Coria del Río. De los diez duros, te sobraban treinta reales.


  • 1