jueves, 15 noviembre 2018
08:46
, última actualización

Plan de pensiones

13 jul 2018 / 21:56 h - Actualizado: 13 jul 2018 / 21:57 h.

TAGS:

Según la Asociación de Instituciones de Inversión Colectiva y Fondos de Pensiones, Inverco, la reinversión anual del ahorro fiscal por aportación al plan de pensiones aumenta un 40 por ciento el importe acumulado a la fecha de la jubilación.

El Plan de Pensiones, permite reducir directamente de la base imponible del IRPF las aportaciones realizadas durante el año anterior, con un máximo de 8.000 euros o el 30 por ciento de los rendimientos netos del trabajo.

Ya sólo el diferimiento fiscal durante 20, 30 o 40 años supone una ventaja fiscal muy relevante, ya que, aunque las prestaciones se gravan al tipo marginal del IRPF, se perciben durante la jubilación (fase en la que los impuestos generalmente son inferiores a los de la etapa activa). Este diferimiento fiscal permite rentabilizar durante todos esos años las bonificaciones fiscales de cada ejercicio, y amplificar dichos rendimientos debido al efecto que genera el «interés compuesto».

Por lo tanto, el ahorro fiscal generado año a año (en forma de menor pago en la declaración o de mayor devolución) reinvertido en el propio, o en otro, Plan de Pensiones, hace que el importe acumulado en el momento de la jubilación sea un 40 por ciento superior.

Un partícipe que haga una aportación anual de 1.000 euros acumularía un capital de 26.870 euros después de 20 años, sin reinvertir las deducciones fiscales anuales.

No obstante, reinvirtiendo en el Plan de Pensiones, o en otro, el ahorro fiscal de cada año, el saldo final acumulado ascendería a 37.326 euros, es decir, un 40 por ciento más.

Lógicamente, si se duplica la aportación anual hasta los 2.000 euros, el importe acumulado se incrementa proporcionalmente. En este caso, la diferencia que supone la reinversión en el capital acumulado a 40 años, supera los 60.000 euros.


  • 1