domingo, 15 septiembre 2019
19:36
, última actualización
Pareja de escoltas

Restauraciones

31 ago 2019 / 09:58 h - Actualizado: 31 ago 2019 / 10:05 h.
  • Imágenes restauradas de la hermandad de Setefilla. / El Correo
    Imágenes restauradas de la hermandad de Setefilla. / El Correo

Es la comidilla de la última semana. El profesor e historiador Jesús Romanov fue el encargado de dar la voz de alerta mostrando el nuevo aspecto que presentaban las dos antiguas imágenes dieciochescas que había ‘restaurado’ la hermandad loreña de Setefilla. Nada que no sepan a estas alturas. La participación de un restaurador bienintencionado pero falto de la necesaria formación ha alumbrado un resultado que se encuentra muy lejos de los actuales criterios conservativos. Nada queda de los venerables estofados que enseñan algunas fotografías en una intervención que ha obligado al mismísimo arzobispado a entrar en liza, pegando un indisimulado tirón de orejas a la hermandad propietaria de las esculturas...

El asunto es de sobra conocido. Pero la reflexión camina por otro lado. Nos hemos echado –con razón- las manos a la cabeza con el resultado de este proceso que podría estar enseñando el camino de lo que no se debe hacer ni repetir. Pero ese debate, y el concurso de la autoridad eclesiástica, se echan mucho de menos en la elección de criterios, los proyectos y, desgraciadamente, los resultados de las obras pretendidamente restauradoras de tantos templos de nuestro entorno.

La dispersión de bienes muebles, la eliminación de retablos y estucos, la pulverización de la historia material de los edificios y su reinterpretación estética son pan de casi todos los días. Hay que hacer una salvedad: los trabajos de la rehabilitación del Salvador enseñaron un camino a seguir que debería haber creado escuela. La lista de iglesias sevillanas que no eran –ni de lejos- iguales que cuando cerraron sus puertas es demasiado larga. Podríamos empezar a enumerarlas...


  • 1