lunes, 24 julio 2017
00:38
, última actualización

Sevilla por delante

19 jun 2017 / 19:11 h - Actualizado: 19 jun 2017 / 21:29 h.

Dos años después de las municipales, en Sevilla puede verse con claridad que, en los cuatro anteriores, se hizo muy poco y que, en realidad, la corporación del PP por mucho que hablara de la deuda que le habían dejado, vivió de las rentas. Aupada a una mayoría absolutísima con las convulsiones del 15-M y los miles de votos nulos de los indignados del «no nos representan», apenas ocupados los escaños, dejó de criticar las realizaciones que llevaron a la gran transformación de Sevilla y, simplemente, se las apropió y comenzó a sacarse de la manga proyectos cuyos beneficios serían, simplemente, los que obtuvieran sus constructores. Los de mayor envergadura, como el parking de la Alameda, o el segundo Ikea, afortunadamente, acabaron en nada pero otros (ahí está la pista de portaviones del presunto Centro de Turistas que, además de no servir para nada, se ha comido la mitad del muelle histórico) demuestran la idea de desarrollo económico local de nuestra derecha.

El Ayuntamiento de Sevilla tiene una mayoría de izquierda cualificada. Puede llevar adelante (y hasta ahora ha sido así) proyectos de progreso y contenido social pero no puede venirse abajo por el calentón producido por un conflicto de tres al cuarto, convertido en indignación ante incumplimiento de un programa. Si IU y Participa buscan su cumplimiento tienen una fórmula muy sencilla: entrar en el gobierno local. Lo otro es volver a aquellos tiempos en los que el «no nos representan» dio el poder en España a la derecha del fango y, en Sevilla, a la de la especulación.


  • 1