miércoles, 20 junio 2018
06:22
, última actualización

Solo tenemos el presente

11 jun 2018 / 19:52 h - Actualizado: 11 jun 2018 / 22:32 h.
  • Solo tenemos el presente

TAGS:

Conforme van pasando los años pensamos que el tiempo va dejando muy atrás, cada vez más, lo felices que fuimos antaño. Recuerdo cuando mi madre hablaba de lo feliz que fue en la huerta de Antonio Reina de Arahal, donde sus abuelos eran los caseros y, además de que comían poco, no tenían ni un solo día de descanso en todo el año. Pero ella recordaba los árboles frutales, la alberca, el canto de los pájaros y las lagunas que dejaban entre los olivos aquellos inviernos de entonces, que eran como grandes espejos donde se reflejaban las nubes. Llamar años felices a la época del franquismo parece que no tiene mucho sentido, pero ocurre: las personas mayores suelen tener nostalgia de aquellos años, a pesar de las necesidades y la falta de libertad. Hoy es todo un desastre, según millones de personas, pero dentro de unas décadas esta será la época de la felicidad para quienes hoy tienen entre veinte y treinta años. Relacionamos lo bueno con el pasado porque no nos gusta nada el presente y nos da miedo el futuro. Y lo único que tenemos, en verdad, es el presente.

Conforme van pasando los años pensamos que el tiempo va dejando muy atrás, cada vez más, lo felices que fuimos antaño. Recuerdo cuando mi madre hablaba de lo feliz que fue en la huerta de Antonio Reina de Arahal, donde sus abuelos eran los caseros y, además de que comían poco, no tenían ni un solo día de descanso en todo el año. Pero ella recordaba los árboles frutales, la alberca, el canto de los pájaros y las lagunas que dejaban entre los olivos aquellos inviernos de entonces, que eran como grandes espejos donde se reflejaban las nubes. Llamar años felices a la época del franquismo parece que no tiene mucho sentido, pero ocurre: las personas mayores suelen tener nostalgia de aquellos años, a pesar de las necesidades y la falta de libertad. Hoy es todo un desastre, según millones de personas, pero dentro de unas décadas esta será la época de la felicidad para quienes hoy tienen entre veinte y treinta años. Relacionamos lo bueno con el pasado porque no nos gusta nada el presente y nos da miedo el futuro. Y lo único que tenemos, en verdad, es el presente


  • 1