jueves, 13 diciembre 2018
00:49
, última actualización

Todos bajo sospecha de algo

13 jun 2018 / 19:49 h - Actualizado: 14 jun 2018 / 10:02 h.

TAGS:

Lo de dedicarse a la política se está poniendo imposible en un país donde todos estamos bajo sospecha. ¿Qué tendría que hacer yo si me ofrecieran un cargo y decidiera aceptarlo? Antes de nada contratar a un profesional para que investigara mi vida por ver si algún año no hice la declaración o dejé de pagar algún recibo. Por supuesto, que revisara todo lo que he escrito en mi vida tanto en papel como en medios digitales, por si acaso hubiera dicho algo raro, como que era ateo o que Franco hizo muchas casas baratas o gratis para los pobres y un montón de pantanos. Un simple comentario en las redes sociales serviría para que me quitaran el cargo o me comieran las hienas. Ser de izquierda, de derecha, bético o sevillista, homosexual o demasiado machote, cualquiera de estas cosas, sería un problema. Miren lo que pasa como el nuevo ministro de Cultura y Deportes, Màxim Huertas: que se hartó de ser sincero y de decir que no entendía de fútbol –a quién se le ocurre–, y ahora lo estamos crucificando. Y para colmo, es un defraudador de Hacienda.


  • 1