lunes, 22 julio 2019
07:15
, última actualización

Torra, retire los lacitos amarillos, coño

16 mar 2019 / 11:32 h - Actualizado: 16 mar 2019 / 13:21 h.
  • Quim Torra. / EFE-Archivo
    Quim Torra. / EFE-Archivo

Supongo que existe una explicación que se le escapa al 90 por ciento de los españoles. Y espero que alguien nos resuma lo que está pasando en este maravilloso país de un tiempo a esta parte.

La ley dice una cosa. Vale. Los jueces o la policía o la Junta Electoral Central, por poner un ejemplo, dicen que se cumpla. Vale. Por poner otro ejemplo, no se pueden tener colgados lacitos amarillos en las fachadas de los edificios públicos; no se pueden tener pancartas pidiendo la libertad de unos políticos que se saltaron la ley como si no pasara nada (ahora están disfrutando de una primera temporadita a la sombra). Vale. Y en el Ayuntamiento de Barcelona retiran esos lazos y esas pancartas mientras en los edificios de la Generalitat siguen colocados sin que pase nada de nada. Y esto es lo que ya no vale. Porque no me cuadra nada esto de poder decir ‘yo esto no lo hago porque no me sale de los cojones’ (que nadie se equivoque porque esto va de cojones y de su tamaño) y que no pase nada o que todo se resuelva con una multa que pagan entre todos los catalanes y, sea dicho de paso, por usted o por mí mismo.

La sensación de total impunidad con la que se manejan algunos políticos es una vergüenza. Pueden decir y hacer lo que les venga en gana a cambio de... ¡nada! Tienen que llevar las cosas a extremos (como declarar independencias y montar numeritos alrededor de las urnas) para que paguen el precio que pagaríamos cualquiera de los otros españoles al hacer alguna gracia.

A veces, dan ganas de pedir al Gobierno, a los jueces, a la policía o a quien corresponda, que estén calladitos. Mejor no amagar con sanciones terribles, con el peso de la ley sobre las espaldas de unos y otros o con grandes padecimientos democráticos, si no vas a poder cumplir la palabra dada.

¿Hay que quitar los lazos y las pancartas que se encuentran expuestas en las fachadas de los edificios de la Generalitat catalana? Pues si la respuesta es sí, la cosa es fácil. Les pides a los Mossos d'Esquadra que las retiren y punto. Si alguno se niega, se le sanciona como supongo que estará establecido y punto, también. Porque si la sensación de impunidad sigue creciendo, llegará el día que otros digan ‘pues lo quito yo’ y las calles se habrán convertido en territorio comanche. Ya han ido ciudadanos a retirar los símbolos al comprobar que el tal Torra se niega a hacerlo y que nadie le hace cumplir la ley. Ya se han producido los primeros roces (sin importancia) a causa de esto. Que lo pare alguien antes de que tengamos un disgusto sobre la mesa. Señor Sánchez ¿cómo lo ve?


  • 1