martes, 23 mayo 2017
12:45
, última actualización
La Tostá

Tú, en mi casa, no hablas

15 mar 2017 / 22:22 h - Actualizado: 16 mar 2017 / 07:22 h.

TAGS:

Ah, pero, ¿aún hay misas en la tele? No tenía ni idea. Menos mal que están ahí Unidos Podemos-En Comú Pode y En Marea para que lo sepamos y que ahora, si las veían cuatro, las vean ocho, que es lo que ha pasado. Al final van a competir con El Cascabel y los estrenos de las películas de Bruce Lee en Paramount Channel. No sé qué es más pernicioso para la sociedad, si una misa en La 2, a una hora en la que estamos mosteando por el Aljarafe o viendo jugar al equipo del barrio, o una entrevista a Pablo Iglesias a las diez de la noche, después de cenar, por aquello de los cortes de digestión. El del tiempo en Antena 3, se apellida Brasero y nadie de Podemos ha dicho todavía que le den larga en verano, por aquello de la cuca. La televisión pública es un servicio al ciudadano. Mi madre solía ver El Día del Señor, uno de los programas más antiguos de Televisión Española, cuando quedó impedida para ir a la parroquia del barrio. Nadie está obligado a ver ningún programa. De hecho, cada vez que aparece Pablo Iglesias en la televisión, suelo actuar como mi madre: «Tú, en mi casa, no hablas».


  • 1