miércoles, 21 agosto 2019
19:37
, última actualización

Una oportunidad: El Encuentro Free Market Road Show Sevilla

11 mar 2016 / 21:30 h - Actualizado: 11 mar 2016 / 21:30 h.

TAGS:

Ha sido una grata noticia la celebración esta semana en la Escuela de Organización Industrial de Sevilla y por segundo año consecutivo del Free Market Road Show, simposio internacional de economistas impulsado por el Austrian Economics Center, con el objetivo de discutir sobre qué medidas económicas y políticas impulsarían mejor el desarrollo de los países europeos como sociedades abiertas.

Dicho encuentro desde el año 2008 que se inauguro en Viena no ha dejado de crecer año tras año, celebrándose en este momento en cuarenta de las ciudades más importantes de Europa y el Cáucaso.

Si algo estamos concluyendo en los diferentes Free Market es que el modelo socialista europeo del Estado del Bienestar hace ya tiempo que, además de hacerse económicamente insostenible, está generando un grave retroceso en lo referente a las libertades individuales.

El famoso dogma del pensamiento único socialdemócrata europeo de hacer a los ciudadanos dependientes del estado desde la cuna a la tumba, esta fragmentando la sociedad entre los que producen y pagan impuestos (ya claramente confiscatorios) y los que viven de ellos. División que en el caso de esos últimos (los que viven de los impuestos gravados a los demás) están en un permanente crecimiento a capricho de los gobernantes de turno, ya que de manera artificial los políticos del más variado espectro ideológico aumentan en cada legislatura su lista de derechos humanos materializables financieramente, como forma de comprar los votos de algunos colectivos que, de lograrlo, les permitirán poder gobernar.

Ello no solamente es injusto para los que producen (ya que cada vez se ven más controlados y esquilmados fiscalmente), también es insultante para los que lo reciben, pues al generarles dicha dependencia se ven impedidos para utilizar sus talentos personales como forma de conseguir su independencia económica.

Y es que, de últimas, la eficacia económica y la dignidad humana no se consiguen creando dependencias de ninguna clase, sino generando sistemas de libertad a partir de los cuales cada individuo por sí mismo pueda encontrar (o construir) la oportunidad que mejor le permita utilizar sus potencialidades.


  • 1