domingo, 25 agosto 2019
11:11
, última actualización
Viéndolas venir

Valientes de España

Álvaro Romero @aromerobernal1 /
14 may 2019 / 08:21 h - Actualizado: 14 may 2019 / 08:22 h.
  • Valientes de España

El concepto de valentía suele ser subjetivo, porque resulta un sustantivo más poético que real, y que deriva por ende en un adjetivo, valiente, más artificioso que verdadero.

Con todo, creo que somos muchos -una mayoría creciente- quienes opinamos en España que valientes son quienes se juegan la vida a diario por ejercer un trabajo que va más allá del salario, desde la mina, desde el andamio, desde el quirófano, desde el barco...

Quienes necesitan ese salario para sacar adelante una familia, quienes dicen lo que piensan porque han pensado previamente lo que dicen, quienes se complican la vida porque la vida, en sentido estricto, no es tal sin complicaciones; quienes crean complicidades con la otredad porque solo en los otros crecemos nosotros mismos; quienes se dejan señalar con el dedo porque están dispuestos a argumentarse el pecho señalado; quienes no abandonan jamás a sus enfermos, a sus mayores, a la sangre de su sangre o a la amistad que va más allá -más acá- de la sangre porque lo cobarde es siempre tirar por la calle de en medio; quienes son capaces de pedir perdón por encima del orgullo de fábrica; quienes se tragan la propia soberbia y los marrones ajenos; quienes dan un paso al frente cuando lo cómodo es darlo hacia atrás; quienes dan un paso atrás cuando lo rentable es darlo al frente; quienes no pierden la esperanza en que todo irá bien a pesar de lo mal que va todo; quienes no pierden la sonrisa pese a tanta tristeza; quienes alegran a los demás pese a carecer de alegría; quienes multiplican los panes y los peces con el único milagro de la voluntad; quienes tienen siempre en el bolsillo una palabra amable; quienes se beben las lágrimas ajenas y se tragan las suyas; quienes defienden exclusivamente la tradición de que cada generación mejore; quienes se sacrifican desde el anonimato para las glorias ajenas; quienes torean a diario un sistema tan dado a empitonar a los más débiles; quienes les secan las lágrimas a quienes sufren mientras les lamen las heridas, quienes son plenamente conscientes de que han heredado la vida para dejarla en herencia...


  • 1