viernes, 09 diciembre 2016
22:08
, última actualización
Habla, Sevilla

Velar los veladores

19 oct 2016 / 18:57 h.

Si partimos de la definición de velador, se dice que, es un tipo de mesa de pequeño tamaño, con un solo pie y que suelen tener el tablero redondo. Fue creado en el siglo XVIII para sujetar las velas que se utilizaban para alumbrar las estancias, de ahí proviene su nombre. En otra de sus acepciones también reciben el nombre de veladores las mesas pequeñas que se colocan en bares y cafeterías para consumir bebidas o aperitivos.

Si nos fijamos ahora en el término velar, se define como cuidar y mostrar preocupación por una persona o cosa.

Pues ya podemos despejar la incógnita de esta gran ecuación que se ha generado en Sevilla en torno a los veladores, que ha hecho que el gobierno municipal haya tomado medidas drásticas sobre el asunto.

Si cuidamos y mostramos preocupación por los veladores, los cuales son pequeñas mesas para tomar el aperitivo (como bien se asevera en sus respectivas definiciones) el problema está resuelto.

Pero no siempre es así, y la realidad —en muchos casos— es bien distinta. Muchas veces nos encontramos situaciones donde no se muestra la preocupación debida por las cosas, se adueña uno de los espacios más allá del sentido común y lo que era una pequeña mesa, se convierte en mesa imperial con todos sus avíos, estufas, plantas, alfombras, mamparas, toldos y todo lo imaginable.

Al final los excesos de unos pocos ponen en peligro el modus vivendi de todos, porque en una tierra como Andalucía, los veladores y por ende las terrazas son algo más que una mesa pequeña que hay que cuidar, son también un estilo de vida y –sobre todo- una fuente de ingresos necesaria.

Ni el hostelero puede pensar que está haciendo el negocio del siglo, ni el Ayuntamiento puede hacer negocio a costa del hostelero en este tema tan controvertido como es el de los veladores.

En el punto medio esta la virtud, ese punto que te indica que el límite de tu libertad termina donde empieza la del vecino.

Mientras tanto, ¡sé feliz!.


  • 1
    Untitled Document
    El Correo de Andalucía
    El Correo de Andalucía El Correo de Andalucía
    El Correo de Andalucía
  • 1