domingo, 15 septiembre 2019
19:36
, última actualización
Los medios y los días

Venga, religiosos, ¡el Open Arms!

18 ago 2019 / 07:54 h - Actualizado: 18 ago 2019 / 07:54 h.
  • Venga, religiosos, ¡el Open Arms!

Debo estar afectado por un golpe de calor y no me he dado cuenta, pero no veo a los creyentes por esas calles, gritando que se les dé cobijo a los inmigrantes del Open Arms, enfrentándose a quien corresponda, como hicieron sus fundadores y guías espirituales. De manera que me repiten una y otra vez la necesidad de querer al prójimo como a uno mismo y cuando hay que arrimar el hombro si te he visto no me acuerdo. ¿Dónde está la caridad que predica El Corán? ¿Dónde está el Estado del Vaticano? ¿Dónde está el detalle de que Arabia Saudita recoja a estos infelices y se los lleve a los lugares santos, levante allí tiendas de campaña y le dé dinero a la media luna roja para que los atienda? ¿Saben la superficie tan inmensa que ocupan los lugares santos del islam?

¿Saben lo grande que es el Vaticano, en concreto la plaza de las columnas de Bernini? Ha llegado el momento de predicar con el ejemplo, Santidad, que ustedes siempre tiran la piedra y esconden la mano. Comprendo que tienen que lidiar con muchos toros pero entonces, ¿qué esperanza nos queda a los humanos de a pie si ustedes no están a la vanguardia de los auténticos problemas del humano cuando se producen?

¿Saben lo inmenso que es el lugar donde se alza la basílica de la Virgen de Fátima? Todo eso, ¿para qué es?, ¿para rezar?, ¿para estimular el merchandising a costa de la virgen y de un chavalito y dos niñas que se criaron con carencias similares a los que ahora están en el Open Arms?

Soy un demagogo, ¿verdad? Lo mejor es apuntarse al discurso correcto. Pobrecitos los negritos, todos irán al cielo y el señor Salvini seguro que acaba en el infierno, el muy insensible y cabrón. Y los de las ONGs son buenísimos que salvan vidas en el mar. Ya está, lo demás, sobra. Sobra preguntarse: ¿por qué están esos menesterosos muriendo uno y otro día? Porque EEUU, primero, ayudado por algunos países de la OTAN, como Inglaterra y Francia, han destrozado Libia, Irak, Afganistán y Siria. Y piensan seguir así porque tanto esos países como China, Rusia y Corea del Norte, todos los días prueban nuevas armas de guerra. Coño, colegas de las ONGs, vayan contra eso, contra la raíz, ustedes y la Iglesia y hasta sus colegas liberales partidarios del humanismo cristiano. A grandes males, grandes remedios, ya está bien de hacernos chantajes emocionales a costa de una pobre gente que está así por la codicia de unos pocos que pertenecen a nuestro mundo. Y callamos.

Perdonen si les digo que ustedes, los que presumen de creyentes y solidarios, no están ayudando a los demás sino a ustedes mismos, quienes tienen que recoger a esos infelices náufragos son los buques de guerra de EEUU y de la OTAN y conducirlos a lugares seguros. Pero, claro, lo mejor es dedicarse a lo más sencillo y a lo que da más lustre. Y los medios caen en la trampa de la sensiblería puesto que tampoco les interesa ir al fondo de la cuestión: sus dueños, y por tanto esos medios, han apoyado la destrucción de las tierras que ahora escupen seres humanos con los que no sabemos qué hacer.


  • 1