jueves, 15 noviembre 2018
08:51
, última actualización

El deporte debería ser otra cosa

El deporte debería estar al margen de la política, y LaLiga y la Federación Española de Fútbol ser cuidadosas con movimientos polémicos aunque sean rentables económicamente

15 sep 2018 / 22:30 h - Actualizado: 15 sep 2018 / 22:30 h.
  • El deporte debería ser otra cosa

No parece que sea la mejor idea del mundo que alguien programe un partido de fútbol, correspondiente a la Liga nacional, en Miami. Ya es extraño plantear que los equipos españoles jueguen en otro país, pero sorprende de forma alarmante el poder que puede llegar a tener una fuente de financiación. Aunque resulta mucho más llamativo que ese partido sea el que tienen que disputar el FC Barcelona y el Girona. Este es un encuentro que puede politizarse con facilidad y podría ser utilizado como altavoz del independentismo catalán. Programar este partido para inaugurar el proyecto parece, por lo menos, una insensatez. El deporte debería estar al margen de la política, y LaLiga y la Federación Española de Fútbol ser cuidadosas con movimientos polémicos aunque sean rentables económicamente.

Javier Tebas, el responsable de la patronal, afirma que ese partido se jugará, casi con toda seguridad, en Miami. Rubianes, el presidente de la Federación, tendrá que ser el que decida. Y las razones por las que el partido no se celebre en Miami tendrán que ser suficientes para justificar la decisión, eso si es que Rubianes niega la posibilidad de que se dispute el encuentro. En cualquier caso, este asunto suma en el haber de un conflicto que parece llegar a cualquier ámbito cercano.

Tebas defiende que el proyecto que quiere poner en marcha, desplazando parte de los partidos fuera del territorio nacional, es beneficioso para el fútbol español, para la Marca España y para LaLiga. Solo está claro que lo sea para LaLiga. Un encuentro entre el Girona y el Barça, convertido en producto de reivindicaciones independentistas, no parece que pueda aportar nada a la Marca España. Y que los aficionados tengan que ver partidos de Liga vía satélite tampoco es algo que parezca aportar nada de nada. Posiblemente, los ingresos sean mayores. Pero el deporte debería ser otra cosa y no solo una máquina de hacer dinero.


  • 1