martes, 23 abril 2019
16:48
, última actualización

Juntos no hay que tener miedo

17 ago 2018 / 21:01 h - Actualizado: 18 ago 2018 / 08:16 h.
  • Juntos no hay que tener miedo

Barcelona demostró, un año después, que sigue en esa lucha de no tener miedo. El grito de No tinc por!, que no hace falta ni traducción porque se ha vuelto universal, resonó nuevamente en una Plaza de Catalunya donde la concordia y la unidad se impusieron a esa sombra de polémica que ha sobrevolado los últimos días y que ha quedado, afortunadamente, en un plano casi residual. No era justo para las víctimas y así lo entendió esa mayoría silenciosa en la ofrenda floral junto al mosaico de Joan Miró, en el corazón de Las Ramblas, y también reivindicativa minutos después, cuando tocaba dar su lugar a los verdaderos damnificados de los atentados de Barcelona y Cambrils. Hasta los políticos entendieron el mensaje: si lo que iban a decir no era más valioso que el silencio, era mejor quedarse callado y sumarse. Soltaron sus proclamas antes y después, pero en ese durante sí estuvieron a la altura de las circunstancias. Con esa actitud, la de la este 17-A, quedó soldado un espíritu de unión ante la barbarie yihadista. Por mucho que horas después, miles de independentistas dieran la nota manifestándose junto a la cárcel de Lledoners.


  • 1